15 ago. 2012 ~ ~ Etiquetas: , ,

Castilleja de Guzmán insiste en construir en suelos protegidos


Lugar propuesto para el IES. Si hace un doble clic sobre la imagen, con Google Earth instalado, le llevará al lugar.
A pesar de la sentencia que le obliga a derribar la Escuela de Hostelería, ahora propone un Instituto en suelos especialmente protegidos, entre otras cosas por su alta inestabilidad.
14/08/2012. ADTA.

ADTA ha alegado al Proyecto de Actuación Urbanística de Castilleja de Guzmán que hace una propuesta de creación de un Instituto en la Cornisa del Aljarafe, en suelos de alto valor paisajístico, altamente inestables y con gran pendiente, por los que pasa un arroyo y dentro del Entorno Protegido del Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, Hacienda Divina Pastora, torre de contrapeso y Jardines de Forestier.

La necesidad de tal construcción es meramente coyuntural, sin que el Proyecto contemple las necesidades a medio plazo que apuntan al descenso de población escolar y que hacen aconsejable la reordenación de los recursos existentes, antes que la construcción de un nuevo centro. El Proyecto no aporta ningún estudio objetivo de las necesidades escolares a corto, medio y largo plazo que motiven la propuesta.

El Suelo sobre el que se propone el PAU, es Suelo Urbanizable de Especial Protección por razones Paisajísticas donde las Normas Subsidiarias no permiten ningún tipo de construcción, y está incluida por el POTAUS dentro de las Zonas de Protección Territorial, como “Espacio Agrario de Interés”, por lo que la propuesta de llevarse a cabo, sería ilegal.

Además, casi por la diagonal de la parcela propuesta por el Proyecto, discurre el Arroyo Alfileres, como se puede observar en la ortofoto de 2008-2009, del Portal IDEA de la Junta de Andalucía. El proyecto ni lo menciona.


El Proyecto no analiza ni justifica las consecuencias de la ocupación de unos suelos con una accidentada topografía, con importantes riesgos geomorfológicos, clasificados como Suelos de Especial Protección también por estos motivos en las Normas Subsidiarias. Y la realidad, corroborando los estudios de las Normas Subsidiarias, es que se están acelerando los fenómenos erosivos, como el observado desde hace algunos años en el arroyo Alfileres, por debajo del Camino del Agua, que ha adquirido una dimensión y alcance espectaculares, llegando a afectar a las primeras construcciones de Camas, donde se ha desplomado una urbanización completa, y amenazando el canal de agua hacia los depósitos del Carambolo que abastecen a Sevilla, como se puede observar en las fotos.


Los estudios hechos de la zona desaconsejan “rigurosamente” evitar áreas de pendientes en torno al 10% ó mayores, límite que supera ampliamente la parcela propuesta por el Proyecto (más de un 13%), evitar transformaciones generalizadas sobre la capa vegetal, evitar la construcción de taludes artificiales y evitar la transformación de las áreas de riesgo medio o superior, entre las que se encuentra la propuesta en el PAU.

Para remate, el Proyecto invade el Entorno Protegido del Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, Hacienda Divina Pastora, torre de contrapeso y Jardines de Forestier, alterando varios de sus valores protegidos, como conjunto arquitectónico con una singular implantación geográfica sobre la cornisa del Aljarafe y el paisaje en su doble vertiente, su presencia en la cornisa del Aljarafe y su consideración de mirador.

El Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán ha pretendido insistentemente construir en terrenos protegidos o destinados a zonas verdes, como en el Conjunto Dolménico de Montelirio. Otro Proyecto, el de la Escuela de Hostelería, dió lugar a un procedimiento judicial y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha ordenado su demolición. El propio Tribunal establece un paralelismo entre la Escuela de Hostelería y la Biblioteca de El Prado en Sevilla, cuya sentencia de demolición ya se hizo firme por el Tribunal Supremo y, de hecho, ya han comenzado las obras de demolición. Si como es previsible, el Tribunal Supremo se pronuncia de idéntica forma que lo hizo para la Biblioteca de El Prado, estaríamos ante un nuevo caso de demolición de un edificio, esta vez terminado con un presupuesto de más de 2 millones de euros.

Documento del PAU para la construcción de un IES (Resumen en fotos, archivo zip).

Documento de Alegación de ADTA:

    Alegación de ADTA (archivo pdf, 1.5 Mb) Anexo 1 (archivo pdf, 0.4 Mb) Anexo 2 (archivo pdf, 0.4 Mb) Anexo 3 (archivo pdf, 0.7 Mb)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Increíble pero cierto... Carmelo vuelve a las andadas

Carmelo, alcalde socialista de Castilleja de Guzmán, no se ha enterado de que la Junta de Andalucía va a invertir más de 600.000 euros en construir 6 nuevas aulas en el IES Las Encinas de Valencina, donde acuden tanto los hijos de Valencina como los de Guzmán a estudiar. Y no se le ocurre otra genial idea, en plena crisis, que pretender derrochar dinero público en construir en su pueblo un centro de educación de secundaria innecesario, tanto por la oferta de plazas en Valencina como por la evolución poblacional de Guzmán, dentro de un ámbito protegido paisajísticamente por el BIC de los Jardines de Forestier y en un relleno de escombros sobre el arroyo Alfileres, dentro de una zona que supera los 20 metros de desnivel, aún a pesar de las instrucciones de las Normas Subsdiarias de Planeamiento vigente adaptadas parcialmente a la LOUA. No es la primera vez que propone hacer un desaguisado en zonas protegidas escudándose en actuaciones de interés general. Recordemos el dolmen de Montelirio o la Escuela de Hostelería o su no pero sí en el caso del trazado de la autovía de los dolmenes. Dicen que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra, pero en el caso de Carmelo es que no se le escapa ni una. Lo dicho Carmelo vuelve a las andadas...