26 nov. 2012 ~ ~ Etiquetas:

Galicia: Los arqueólogos localizan en Rabuñade (Pontevedra) un asentamiento de la Edad del Cobre


Pena de Lantañón, sobre la que se ha inventariado un yacimiento de la Edad del Cobre. // Iñaki Abella.
25/11/2012. Faro de Vigo.

La riqueza arqueológica que esconden los subsuelos de la comarca de O Salnés es impresionante y nunca deja de sorprender. Un ejemplo de ello es la existencia de un asentamiento humano de la Edad del Cobre, en las inmediaciones del lugar de Rabuñade, en Vilanova de Arousa. La existencia de este asentamiento es conocida por los arqueólogos desde hace cinco años, cuando fue catalogado por Vicente Caramés, aunque eran muy pocos los que eran conscientes de la riqueza que esconde la conocida por los vecinos como Pena de Lantañón.

Pese a estar inventariado no se ha hecho ningún tipo de excavación o investigación de campo, pero a simple vista el propio Caramés reconoce que se trataría de una zona con una riqueza arqueológica "excepcional", apreciable en restos que se pueden encontrar a simple vista o sin excavar mucho. Esos restos indicarían que se trataría de un asentamiento en altura de naturaleza defensiva de un período prácticamente desconocido en Galicia como es la Edad del Cobre y que, en caso de comenzar a investigar, permitiría descubrir mucha información al respecto. Esas investigaciones permitirían datar mejor el yacimiento, ya que la Edad del Cobre se sitúa entre el III milenio y el 1.500 antes de Cristo. En Galicia solo existe un yacimiento similar en la zona de Cangas, aunque este si está estudiado por los arqueólogos.

La elección de este asentamiento no es casualidad, ya que se trata de un punto elevado que permite controlar todo el entorno a una gran distancia, de ahí que fuera escogido por sus pobladores para ello. En sus inmediaciones existen unas canteras que, por el momento, no amenazan con dañar los restos arqueológicos.

Caramés también es el arqueólogo que delimitó los restos de la fortaleza de Lobeira y al que ha recurrido el Concello de Vilanova para sacar adelante el proyecto que van a financiar los fondos de Agader. El arqueólogo ya colaboró con los comuneros en su momento para sacar a la luz algunas de las partes de la fortaleza en el pasado.

En ese lugar es posible que no solo se encuentren los restos de la fortaleza medieval que dañaron los Irmandiños, sino que pueden encontrarse restos de los orígenes de la comarca de O Salnés, ya que desde allí se controlaban las salinas que dan nombre a esta zona. Además, existen teorías que apuntan a la existencia de más restos bajo los de la fortaleza. Esos restos serían de asentamientos de la época romana, un antiguo castro, así como enterramientos de la Edad del Bronce o anteriores. A través de la Mancomunidade se espera poder sacar a la luz todos esos secretos que guarda el monte de Lobeira.

No hay comentarios: