4 mar. 2013 ~ ~ Etiquetas:

El Ayuntamiento de Camas elimina la vegetación del arroyo de las Hayeras, reforestado por Sevilla +VERDE

04/03/2013. elgiraldillodesevilla.

Gracias a los amigos de la Agrupación Naturalista el Mochuelo hemos podido enterarnos de una noticia muy triste para Sevilla +VERDE, para todos aquellos que han estado colaborando y ofreciendo su ayuda y para el medio ambiente de Sevilla en general.

Tras varias gestiones realizadas por el Ayuntamiento de Camas, se ha conseguido que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir meta las excavadoras en el pequeño tramo no hormigonado del arroyo de las Hayeras, aquel que reforestamos hace algunas semanas. ¿Para qué? Pues según el ayuntamiento camero para “limpiar” el cauce del arroyo. Según el consistorio, había vegetación y lodo que había que eliminar, así que se ha procedido a dejar el arroyo como si de un simple canal se tratara, eso sí, sin el impactante hormigón del tramo cercano (de momento).

Como podemos comprobar en las fotos tomadas el día del estaquillado de Sevilla +VERDE, el arroyo se encontraba en perfectas condiciones, a pesar de que el ayuntamiento consideraba urgente actuar debido (según ellos) a la “ingente cantidad de fango y vegetación” que evitaba el fluir del agua:

Ya se ha demostrado en estos meses húmedos, algunos días con lluvias fuertes y continuadas, que el arroyo ha fluido sin problema alguno, de tal forma que la valoración hecha por la delegación de medio ambiente del ayuntamiento camero no tiene mucho sentido. Es más, por esta regla de tres también deberían deforestarse las orillas del Guadalquivir y eliminar todo su bosque de ribera, ya que en las épocas de crecida podría llegar a ser un peligro, ¿no?

Con esta actuación se ha eliminado la poca vegetación natural que intentaba crecer en este arroyo así como el trabajo de estaquillado realizado por Sevilla +VERDE. Vemos una vez más que nuestra cultura no quiere verde, nuestra cultura no quiere árboles, nuestra cultura no quiere bosques, sino deforestación y hormigón.

Lo más llamativo de todo es que estas gestiones se han realizado desde la delegación de “medio ambiente” del ayuntamiento camero. ¿Y esto es una medida medioambiental? ¿Realmente la delegación de medio ambiente apoya esta actuación tan impactante? Nos resulta llamativo después de los acuerdos tomados en el Consejo Local de la Agenda 21 de Camas (ver al final de la página). Aunque llevándola a cabo la Confederación, tampoco nos ha sorprendido demasiado, puesto que ya conocemos de sobra la manera en que trabaja este organismo (por ejemplo, el poco afortunado diseño del parque del Charco de la Pava, con escasa utilización de especies de ribera, pero sí especies exóticas y algunas invasoras, como la Cortaderia sellonana y extensísimas e insostenibles praderas de césped).

Al eliminar la vegetación de ribera de los cauces fluviales no solo se consigue una mayor erosión de éstos, sino que en este caso además se desperdicia la oportunidad de que crezca un bosque de ribera capaz de depurar unas aguas que, en muchas ocasiones, se encuentran muy contaminadas y que, además, desembocan directamente en el Guadalquivir (contaminación a la que el ayuntamiento sigue sin poner remedio y no parece considerar urgente). La solución no era meter las excavadoras, sino la fijación de sus márgenes, restaurando el arroyo y recuperándolo para los ciudadanos, cumpliendo así algunos acuerdos de la Agenda 21 de Camas. En nuestros arroyos pueden aplicarse muchas medidas de bioingeniería (descritas en esta entrada del blog), que den mejores resultados y solucionen mejor los problemas que presentan, pero parece que en nuestra tierra preferimos ir en contra de la naturaleza destrozando todo lo que podemos. Es triste comparar cómo se tratan a los arroyos en otras culturas y cómo se tratan aquí.

Actuación en el arroyo de las Hayeras (Fuente: elaboración propia)
Si tanto le preocupa al ayuntamiento preservar la seguridad de los cameros, como se pretendía con esta triste actuación, suponemos que la delegación de medio ambiente también está realizando las oportunas gestiones para reforestar las laderas de los cerros de Camas, cuya erosión produce corrimientos de tierra muy peligrosos para el municipio. También suponemos que tendrán planeado reforestar y aplicar técnicas de bioingeniería en el arroyo de los Alfileres, solucionando los graves problemas de erosión (toneladas de lodo son arrastradas con las lluvias taponando el encauzamiento del arroyo en el subsuelo de Camas). O, por último, podrían haber evitado hace algunos años la construcción de adosados junto a este arroyo, en una zona tan inestable de la cornisa del Aljarafe. Todo esto sí sería preservar la seguridad de los cameros.

[Más información y fotos]

No hay comentarios: