27 jun. 2013 ~ ~ Etiquetas:

El Ministerio confirma su falta de apoyo al Festival de Danza de Itálica


Una imagen del montaje del Ballet Nacional de Marsella, que formará parte de la programación.
La Diputación lamenta que "un requisito que no conocíamos" impide la concesión de la ayuda.
27/06/2013. Diario de Sevilla.

La temida retirada del apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte al Festival Internacional de Danza se confirma, y el equipo liderado por José Ignacio Wert ha comunicado a la Diputación de Sevilla que no hará aportación presupuestaria alguna a la realización de la cita, según denunciaron desde la Diputación. Ya se conocía que el Ministerio había suprimido de los Presupuestos Generales del Estado la ayuda -de 130.000 euros- que había destinado al encuentro en la anterior convocatoria, pero el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, había anunciado su intención de que el festival concurriera a otras ayudas promovidas desde el Gobierno central. No ha habido suerte: según informan desde Diputación, no se ha tenido en cuenta en el reparto a Itálica porque "conculca uno de los requisitos fijados por el Ministerio para la concesión de sus subvenciones", alegan desde la institución provincial, antes de concretar el motivo del rechazo: "porque", añaden, "el proyecto no cuenta con compañías o artistas procedentes de tres comunidades autónomas distintas a la propia en la que se desarrolla".

Malas noticias para una aventura que empieza la próxima semana y que celebra su próxima edición del 2 al 21 de julio. Los promotores habían logrado varios reclamos llamativos, pese a disponer de un presupuesto más limitado, unos 550.000 euros: la oferta sumaba junto al recuperado Teatro Romano un nuevo escenario, el Monasterio de San Isidoro del Campo [donde se representará Lirio entre espinas, de Guillermo Weickert], y reunía a prestigiosas compañías internacionales, como Martha Graham, el Ballet Nacional de Marsella o la Kibbutz Contemporary DanceCompany, sin desatender a los pujantes creadores locales -Bárbara Sánchez, Mopa y Guillermo Weickert-. "La austeridad ha primado, pero en ningún caso ha bajado la calidad de los espectáculos", dijo en la presentación el director artístico del encuentro coreográfico, Juan Antonio Maesso, sobre una muestra que ilustra el diseño del pintor Antonio Sosa, que ya diseñó el cartel del festival en 1989 y que vuelve este año a plasmar la siluetade la Ménade.

Ante el nuevo revés, la diputada provincial de Ciudadanía, Participación y Cultura de la Diputación, Beatriz Sánchez, mostró su sorpresa ante la postura finalmente alcanzada por el Ministerio. La diputada cree que ni ella ni Maesso fueron informados de las exigencias que conllevaba la ayuda. "Cuando el director del festival y yo misma hemos mantenido en Madrid reuniones con el cuerpo técnico del Inaem, en ningún momento se nos ha informado de dicho requisito y la subvención quedaba prácticamente comprometida, tal como ha ocurrido en muchas ediciones anteriores", lamenta. Por esta razón, Sánchez teme que "el motivo para bloquear la aportación ministerial a Itálica no obedece a criterios técnicos, sino políticos, a la idea del ministro de ir eliminando los festivales nominales del presupuesto de Cultura del Gobierno de la nación. Una faceta más de la visión tan particular de la cultura y de la educación de la que este ministro nos está dando pruebas tristes y alarmantes", opinó.

Para la diputada, "Itálica es un festival internacional de danza, por lo que traemos a Sevilla a artistas de todo el mundo y, además, en esta edición, hemos puesto especial interés en apoyar a los creadores locales, porque estamos convencidos del papel que Itálica tiene que jugar en el panorama cultural andaluz". Sánchez encuentra "paradójico" que "Itálica tenga el apoyo de instancias culturales de otros países y, sin embargo, no cuente con una aportación económica del Gobierno español".

No hay comentarios: