9 jul. 2013 ~ ~ Etiquetas:

Todos los festivales mantendrán la ayuda del ministerio salvo Itálica


‘La satisfacción del capricho’ estrena el certamen de danza en el teatro romano de Itálica. Fotografía: J. M. Espino (Atese).
El certamen de danza no logró la subvención de Cultura porque se saltó un requisito que, según alegó la Diputación, Wert inventó a última hora, aunque en realidad lleva en vigor desde hace años.
03/07/2013. El Correo.

La nueva fórmula de apoyo a los festivales locales por parte del Ministerio de Educación y Cultura, consistente en suprimir la mayoría de las subvenciones anuales que eran fijas o nominativas para invitar a estos certámenes a concurrir por ellas en concurso público, ha supuesto un claro recorte para las principales citas sevillanas que, en algunos casos, como en la muestra internacional de danza de Itálica, se han quedado sin ninguna ayuda.

En 2012, los principales eventos de la ciudad recibieron 377.000 euros en estos incentivos nominativos. En concreto, fueron la Bienal de Flamenco, el Festival de Música Antigua (FemÀs), el de Teatro (feSt), el de Itálica y la Feria del Títere, que en 2013 desaparecieron de los Presupuestos Generales del Estado, donde hasta entonces se les consignaba anualmente una cantidad fija.

El Festival de Itálica, de carácter bienal, sólo recibía dinero los años impares, pero en 2013 se ha quedado sin apoyo, frente a los 129.000 euros que recibió en 2011. El motivo, según alegó la Diputación –entidad organizadora– era que el nuevo ministro de Cultura, José Ignacio Wert, se había sacado de la manga un nuevo requisito, que en la programación de tuviera que incluirse compañías de al menos tres comunidades autónomas.

La diputada provincial de Cultura, Beatriz Sánchez, mostró su sorpresa ante la supuesta postura del ministerio, ya que cuando el director del certamen y ella misma mantuvieron en Madrid reuniones con el cuerpo técnico de Cultura, “en ningún momento –dijo– se nos ha informado de dicho requisito y la subvención quedaba prácticamente comprometida”.

No obstante, el director de la muestra, Juan Antonio Maesso, afirmó el lunes que sí conocía esta condición, pero que como se había introducido en “enero o febrero” le resultó imposible adaptar la programación, que ya estaba cerrada, cuando presentó la solicitud de la ayuda en marzo. Sin embargo, ese requisito ni es nuevo ni es invento de Wert. Lleva en vigor al menos desde principios de 2011, según consta en las sucesivas convocatorias: “Será requisito que el festival (…) por su repercusión, trayectoria y proyección, tenga ámbito, relevancia o difusión nacional o internacional (…). A tal fin, el proyecto presentado deberá consistir en funciones o actividades de compañías o participantes procedentes de, al menos, tres comunidades autónomas”.

Desde la Diputación insistían ayer en que este año era la primera vez que optaban a estas ayudas y que, aunque sí conocían los requisitos, no pensaban que fuera a ser determinante, puesto que al certamen vienen compañías internacionales y el propio ministerio les invitó a participar.
Más suerte ha tenido el Ayuntamiento de Sevilla, que también concurrió en el concurso del ministerio y ha logrado dos subvenciones de 20.000 euros, respectivamente, para la Feria del Títere –que obtuvo 30.000 euros en 2012 por ayuda nominativa– y para el Festival de Música Antigua –que recibió 59.000 en 2012–.

Por otro lado, el feSt, organizado por las salas de exhibición privadas de Sevilla, recibió 59.000 de 2012. El ministerio le ha concedido una ayuda de 40.000 euros para 2013 en convocatoria pública.

La Bienal recibía apoyo del Gobierno todos los años. En 2012 obtuvo 162.000 euros y en 2011 100.000. Con la nueva fórmula, no recibirá nada en 2013, ya que una bienal no puede concurrir a unas ayudas cuyo principal requisito es que el festival demandante se celebre en el año en curso.

Habrá que esperar si la cuantía que reciba en 2014 compensa tremendo hachazo a una cita cuya filosofía es mantenerse viva permanentemente.

No hay comentarios: