20 abr. 2014 ~ ~ Etiquetas: , ,

Educación y cultura en el lugar del descanso eterno

18/04/2014. La Opinión de Málaga.
Luciano Alonso*

Hace casi un mes que El Sitio de los Dólmenes de Antequera se convirtió en la candidata oficial de España a entrar en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Desde entonces todos los ojos están puestos en el complejo fúnebre de 6.000 años de historia, pero lo cierto es que el monumento megalítico mejor conservado de nuestro país, incluso del mundo, hace ya años que brilla gracias al turismo y las actividades educativas y culturales que se realizan en él.

Los Dólmenes fueron diseñados para que cuatro veces al año, en cada cambio de estación, capten un espectáculo de luz y energía que inunda e ilumina hasta la última piedra del monumento megalítico. Esta vinculación a la astronomía se puede apreciar todas las épocas del año, pero en particular el equinoccio de primavera y de otoño se pude admirar desde dentro del Dolmen de Viera, el solsticio de verano desde el de Menga y el de invierno desde El Tholos.

Además, hay una fuerte vinculación y convivencia con la naturaleza que solo existe en un lugar en el mundo, en Antequera. La Peña de los Enamorados, que tiene la figura de un indio mirando al cielo y trasmite una paz envolvente, se ve claramente en cualquier época del año desde el interior del Dolmen de Menga. La salida del sol se atisba solo desde el Dolmen de Viera y desde la falsa cúpula de El Romeral la visión es sobrecogedora ante la inmensidad del espacio natural del Torcal de Antequera.

Está diferenciación y peculiaridad fue la que convenció al Consejo del Patrimonio reunido en Plasencia (Cáceres), el pasado 28 de marzo, para votar a favor del complejo funerario. Pero, la carrera por el título de Patrimonio Mundial y el ingreso en el mapa de los grandes monumentos megalíticos del mundo es larga. La candidatura oficial del Sitio de los Dólmenes de Antequera por España se presentará ante el Centro de Patrimonio Mundial en París en enero de 2015. Tras superar esta cita, lo siguiente sería en junio o julio de 2016 para convencer a los órganos consultivos de que el único complejo funerario megalítico español forme parte de la Unesco.

Este combo monumental y paisajístico (Dólmenes, Peña de los Enamorados y Torcal) es un reclamo para el turismo de interior y una alternativa a la oferta de sol y playa que tiene la Costa del Sol y el turismo cultural, del que somos líderes. Tan solo desde el año 2000 han pasado por el Conjunto Arqueológico más de un millón de personas.

La atracción de los visitantes por conocer el lugar que eligieron nuestros ancestros para el descanso eterno ha llevado a crear alrededor del Sitio una oferta educativa y cultural bastante amplia. Desde hace una década se organiza, a parte de visitas guiadas y jornadas de puertas abiertas, con especial relevancia las Celebraciones del Sol y de la Luna en los equinoccios y los solsticios, el Congreso de Prehistoria de Andalucía y se gestiona la edición de Menga. Revista de Prehistoria de Andalucía.

En el ámbito científico, el Conjunto Arqueológico juega un papel fundamental. Hay tres proyectos, en las líneas de I+D+i, que se están desarrollando en Antequera. Dos de ellos están impulsados y dirigidos desde la Universidad de La Laguna y con la intervención de investigadores de las dos universidades canarias, de Granada, París y Córcega. Y en el tercero, que lidera la Universidad de Sevilla, participan investigadores de las universidades españolas de Málaga, Sevilla, Granada, Alcalá de Henares y Vigo, y de las inglesas de Southampton y Cambridge.

El esfuerzo por crear una oferta educativa y cultural distinta en el complejo megalítico es ya una realidad. Y el último empujón será posible en 2016 cuando el Sitio de los Dólmenes de Antequera consigan ser Patrimonio Mundial de la Unesco.

*Alonso es consejero de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía

No hay comentarios: