25 may. 2014 ~ ~ Etiquetas:

El Enigma de las Cícladas


Ídolo Cicládico.
En el III milenio antes de nuestra Era, el mar Egeo fue el escenario del nacimiento de una cultura sin igual.
22/05/2014. NACHO ARES / SER HISTORIA

Su legado ha llegado hasta nosotros como una manifestación asombrosamente moderna de los conceptos más abstractos del arte.

"Islas solitarias, fragmentos de tierra a las que retiene el resonante cinturón del mar Egeo. Imitasteis a Sifnos y al árido Folegandros, desdichadas, y perdisteis vuestro esplendor de antaño. Seguro que a vosotras os enseñó su manera de actuar la en otro tiempo resplandeciente Delos, la primera en padecer un solitario destino".

Estos versos pertenecen a un antiguo poema griego en que se refiere al archipiélago de las Cícladas, las islas que formaban un círculo en un punto del mar Egeo, a medio camino entre la península del Peloponeso y la antigua Anatolia (Turquía).

El lugar fue misterioso y mágico ya en la propia Antigüedad. Y los restos que la arqueología ha recuperado para intentar reconstruir su Historia, así lo demuestran. Cuesta diferenciar, a simple vista, una obra de Picasso de un ídolo cicládico. La galería de fotos que acompaña a este texto es la mejor prueba de lo que decimos. Cuerpos absolutamente minimalistas. Brazos pegados al cuerpo, con rostros ovalados, y una simple protuberancia triangular para mostrar la nariz. Posturas mecánicas para ofrecer el movimiento de músicos, bebedores, bailarines... Todo en el arte cicládico es una canto a la belleza y la simplicidad. Es cierto que las figuras estaban antaño policromadas y su aspecto no sería tan austero en origen. Sin embargo, los rasgos tan finos de la ejecución de escultor manipulando con maestría el delicado mármol blanco que da vida a estas figuras, es una forma única de interpretar la realidad que nos rodea nunca vista antes en otra cultura de la Prehistoria.

Una historia trepidante

El historiador griego Diodoro de Sicilia nos habla de ellas en el siglo I antes de nuestra Era. "Antiguamente las islas Cícladas esta­ban deshabitadas, pero Minos, hijo de Zeus y de Europa, que era rey de Creta y poseía importantes fuerzas terrestres y navales con las que dominaba el mar, envió muchas colonias desde Creta, colonizó la mayor parte de las islas Cicladas, distribuyendo los lotes de tierra entre los colonos y se apoderó de una buena parte de la costa de Asia ... Estos hechos ocurrieron antes de la guerra de Troya. Después de la toma de Troya, los carios, que habían acrecentado continuamente su poder y dominaban el mar, se apoderaron de las islas Cicladas; retuvieron para sí mismos algunas de estas islas, expulsando a los cretenses que las habitaban, mientras que en otros casos habitaron las islas juntamente con los cretenses ya establecidos en ellas. Posteriormente, cuando los griegos fueron poderosos, ocurrió que las Cicla­das en su mayor parte fueron colonizadas por ellos, mientras que los bárbaros carios fueron expulsados de allí."(Diodoro V, 84).

No hay comentarios: