5 ago. 2015 ~ ~ Etiquetas:

El Bellas Artes y el Arqueológico sufren otro año más el ninguneo del Gobierno

La Administración no contempla inversión alguna para ampliar la pinacoteca ni para remodelar el museo de la Plaza de América.
05/08/2015. Diario de Sevilla.

Aunque la cuantía destinada a Cultura en los Presupuestos Generales del Estado ha aumentado, según destacó este martes el ministro de Hacienda y Administración Pública, Cristóbal Montoro, un 7,3% con respecto a las cifras de 2015, este aumento en las aportaciones al sector no se traducirá en buenas noticias para Sevilla. Dos proyectos largamente esperados de la capital andaluza, la ampliación del Museo de Bellas Artes y la reforma del Museo Arqueológico, se han visto de nuevo ninguneados en la distribución de los fondos del Gobierno central. Este martes no hubo respuesta por parte de representantes del Ayuntamiento de Sevilla ni de la Consejería de Cultura al anuncio de los Presupuestos, pero la percepción, no obstante, era que se castigaba otra vez a dos inmuebles que tienen titularidad estatal pero son gestionados por la Administración autonómica.

Pendiente de una importante inyección económica, lejos de los cero euros que recibe en el capítulo de inversiones, la proyectada ampliación del Museo de Bellas Artes en el Palacio de Monsalves continúa incumpliendo los plazos previstos y la idea de que este recinto exhiba la notable colección del siglo XIX parece, por el momento, una fantasía irrealizable. Un pobre horizonte para la que, según algunos especialistas, es la segunda pinacoteca del país en importancia, que lleva más de una década intentando reinventarse. El anterior consejero de Cultura, Luciano Alonso, reiteró antes de dejar su cargo, el pasado febrero, su deseo de convertir el Bellas Artes en una fundación, una fórmula que se inspiraría en el Museo de Bilbao, que integraría a todas las instituciones -Gobierno central, Junta, Ayuntamiento- y que permitiría la entrada de capital privado.

Seis años después de que el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra ganara el concurso de ideas para la remodelación del Museo Arqueológico, ésta tendrá que seguir esperando. El Gobierno central se muestra indiferente al deterioro que sufre el edificio de Aníbal González -un declive que también viene acompañado del descenso en el número de visitantes, un 12% según los datos facilitados por Turismo de Sevilla hace unas semanas- y vuelve a dar la espalda a su reforma. En 2012 destinó 350.000 euros, una cantidad insuficiente para una intervención que se valoró en un millón y medio. En los últimos años, nada. La aspiración de que se puedan contemplar las piezas originales del Tesoro del Carambolo, uno de los propósitos en los que trabajó Vázquez Consuegra, que ideó una suerte de cofre en el semisótano del museo, está cada vez más lejos.

También se ha estancado, en los nuevos Presupuestos, la rehabilitación del Alcázar del Rey don Pedro, en Carmona, al que en las partidas de 2015 se destinaban 171.000 euros y sobre el que se preveía aumentar esa inversión a 291.000 euros en 2016, una partida que no se ha materializado.