29 may. 2016 ~ ~ Etiquetas:

Los dólmenes olvidados de la Serranía de Ronda


La Planilla está situado en Ronda, junto a la urbanización Arenal 2000. Es el único elemento de la Prehistoria con el que cuenta la ciudad del Tajo en su término municipal y, sin embargo, está abandonado. Se puede acceder a él fácilmente puesto que se trata de terrenos público. / M. Becerra.
La comarca atesora cerca de 20 monumentos megalíticos abandonados.
Reclaman la puesta en valor de estos enterramientos colectivos, la mayoría en fincas privadas, ante el riesgo de desaparecer.

29/05/2016. Diario Sur. Vanessa Melgar.

Antequera acaricia ya la inclusión de sus dólmenes en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO después del visto bueno del Consejo Internacional de los Monumentos y los Sitios (Icomos) a su candidatura. Viera, Menga y El Romeral están a un paso de alzarse como el primer conjunto megalítico español y el primer bien de su categoría reconocidos por la UNESCO y de revolucionar el sector turístico de la comarca de la ciudad del Torcal ante el tirón que despierta la Prehistoria. Otra comarca, la natural de la Serranía de Ronda (que se extiende por las provincias de Cádiz y Sevilla), también tiene mucho que decir en cuanto al megalitismo, aunque la suerte de una y otra zona de la provincia es bien distinta, salvando las distancias puesto que el conjunto antequerano es uno de los más importantes, por su monumentalidad, de Europa.

Según explicó el arqueólogo Serafín Becerra, natural de Cuevas del Becerro y vinculado a un grupo de investigación de la Universidad de Cádiz (UCA), actualmente existen en la comarca natural de Ronda una veintena de dólmenes que están prácticamente abandonados: «Puede haber más, seguro que hay más por descubrir. La mayoría están en fincas privadas, vinculadas a la sierra. Esto complica su puesta en valor aunque con interés público se podría conseguir. En casi todos los casos se trata de tierras que no están dedicadas al cultivo, por lo que no se generaría ningún daño para los propietarios y sería un recurso interesante para la comarca», afirmó este profesional al tiempo que señaló la idoneidad de crear un ruta de los dólmenes. «Sería una oportunidad económica para la zona», dijo y añadió que se podría aprovechar el efecto llamada de los dólmenes de Antequera.

Unos 5.000 años

La necrópolis de las Angosturas, con los sepulcros Charcón, Algarrobales y Lagarín, entre los términos municipales de Montecorto y El Gastor; los dólmenes de Encinas Borrachas, Montero y de Fuente de la Piedra, en Alpandeire; El de El Burgo y el del Puerto del Viento, entre Ronda y El Burgo; los de la Giganta (el único que conserva la cubierta) y el Gigante, cerca de Montejaque; y los de la Planilla, junto al casco histórico de Ronda, son algunos de los ejemplos del megalitismo en la comarca rondeña.

«Algunos corren riesgo de desaparecer, han estado sometidos a expolios. Se han expoliado buscando tesoros ya que se incluían ajuares en estos enterramientos colectivos. Aparecen cuencos de cerámica, puntas de sílex... Pueden rondar los 5.000 años antes de nuestra era, se mueven entre los cuatro y diez metros y son de galería. Su cronología va del IV al III milenio antes del presente. Están hechos con grandes bloques de piedra caliza», explicó. Recordó que el fenómeno del megalitismo se extiende desde el sur de Andalucía por toda la fachada atlántica hasta Escandinavia.

«Algunos se han expoliado buscando tesoros ya que incluían ajuares»

Por último, Becerra, que actualmente estudia los dólmenes del Valle del Guadalteba, hizo especial hincapié en que «en Málaga se ha trabajado bien y hay un interés general por la Prehistoria. La Cueva de la Pileta y las de Ardales y Nerja, entre otros, son enclaves que reciben miles de visitas al año». No obstante, apostilló que el patrimonio prehistórico está «olvidado» frente a otros más monumentales.

No hay comentarios: