18 may. 2016 ~ ~ Etiquetas:

Una apuesta por la regeneración del Aljarafe

José Luis Bueno y Juan Antonio Morales - La tribuna de Viva Sevilla
17/05/2016. Andalucía Información.

El Aljarafe, con unos 350.000 habitantes, podría considerarse la tercera ciudad de Andalucía por población. La restauración ambiental del arroyo Riopudio, una de las intervenciones ambientales fluviales pioneras en España, ha generado la primera infraestructura verde a escala de esta “ciudad”. Podemos felicitarnos, como habitantes del Aljarafe, de disponer de una realidad territorial tan diferente de la que teníamos hace unos años; y debemos interesarnos en que no sólo no se pierda sino en que se aproveche lo más y mejor posible.

En ADTA (Asociación en Defensa del Territorio del Aljarafe) valoramos el esfuerzo económico y técnico realizado, por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) como ejecutora y de la Unión Europea como cofinanciadora, como un paso “en la buena dirección” en una comarca tan castigada por la burbuja inmobiliaria y el urbanismo depredador. Esta nueva realidad nos muestra que es posible otra manera de usar el territorio; más orientada al bien común a través del uso sostenible de nuestro patrimonio. Y nos pone ante el reto de llevar a cabo una nueva manera de gestionar este activo territorial.

Las oportunidades de uso y disfrute (recreativas, turísticas, educativas, agrarias, investigadoras…) son muchas y diversas. Fomentarlas y desarrollarlas requiere decisión, organización y capacidad de gestión. Un reto interesante.

Si se hace bien se pueden poner en marcha ambiciosos y apasionantes proyectos en los que numerosas iniciativas públicas y privadas desplieguen su capacidad de acción. Los resultados a lograr beneficiarán a la comarca, pudiendo llegar a poner al Aljarafe como referente innovador en foros que, más allá de la comarca, susciten conocimiento e iniciativas por la sostenibilidad.

Pero si no se asume bien el reto, se perderán esas oportunidades, y el deterioro de lo realizado es caso seguro.

La gestión de este parque metropolitano ha de fomentar la recuperación social, económica y ambiental de la comarca. Para ello ha de establecerse un modelo en el que participen las instituciones públicas competentes, y los usuarios y ciudadanía en general. Un ámbito de cooperación institucional y participación social que vaya facilitando la puesta en marcha de iniciativas destinadas a aprovechar las múltiples oportunidades “evolutivas” que la nueva situación hace posibles.

Este territorio metropolitano, bien gestionado, puede servir para mucho:

- Dar conexión y vertebración territorial a la comarca.

- Potenciar la colaboración entre los nueve municipios que tienen parte de su término municipal en el cauce.

- Dar soporte al desarrollo de iniciativas sociales, económicas y ambientales de alcance local y comarcal.

- Ser un recurso de alto valor para el uso y disfrute ciudadano, la educación y sensibilización ambiental, y el aprovechamiento de recursos naturales allí existentes.

Pero sabemos que estas potencialidades pueden quedar en nada si no se implanta un modelo de gestión adecuado. Si esto no se hace, la nueva situación va a “involucionar" rápidamente, avocándonos a un parque metropolitano vandalizado y deteriorado en donde las oportunidades de desarrollo sostenible se van esfumando rápidamente.

El reto está planteado: Los dirigentes de las instituciones públicas y la ciudadanía han de ser capaces de poner en pie un modelo de gestión innovador que “saltando” sobre las inercias competenciales y las desconfianzas mutuas, ponga a trabajar en común a: la administración local (Municipios y Diputación Provincial), la autonómica (Consejerías implicadas), la administración general (Confederación Hidrográfica), las asociaciones y entidades ciudadanas interesadas, y otras entidades sociales y económicas de la comarca. El acuerdo inicialmente anunciado entre CHG y Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe puede ser el primer paso en esa buena dirección.

En ADTA estamos ilusionados con que esta experiencia innovadora se vaya abriendo paso. Y estamos dispuestos a contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a que esto suceda.

No hay comentarios: