4 sept. 2016 ~ ~ Etiquetas:

Ultimátum del TSJA a la Junta para que pague por El Carambolo

La condenó a abonar 1,5 millones a Gabriel Rojas, pero no lo ha hecho hasta ahora
04/09/2016. ABC. M.J.Pereira.

En marzo de 2014, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía condenó a la Consejería de Cultura a indemnizar con 1,5 millones de euros a la constructora Gabriel Rojas por no haberle permitido construido un hotel en unos terrenos que compró en el cerro de El Carambolo, en el municipio sevillano de Camas, donde se halló uno de los mayores tesoros fenicios. El Tribunal Supremo confirmó la sentencia del TSJA en febrero de 2016, a pesar de lo cual la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, no la ha acatado. Finalmente, la empresa se ha visto obligada a pedir al TSJA la ejecución de sentencia. El ato tribunal ha advertido a la Junta que adoptará las medidas necesarias para hacer efectiva la sentencia si no le informa de las razones por las que no la ejecutó, según ha podido saber ABC.

En 2011, la constructora presentó una reclamación patrimonial de 6,5 millones de euros ante el TSJA para que la Junta de Andalucía la compensara por los daños que le había ocasionado la resolución de 2009 que limitaba su derecho a edificar en el cerro de El Carambolo. La constructora pedía 3,3 millones de euros por la edificabilidad perdida, casi 800.000 euros, por la excavación arqueológica que le impuso la Junta y 2,4 millones que pagó por los terrenos.

Gabriel Rojas alegó que 7.000 de los 30.000 metros cuadrados de la finca que compró en el cerro de El Carambolo eran edificables en el PGOU y que adquirió el suelo cuando el Ayuntamiento de Camas y la entonces delegada provincial de la Consejería de Cultura, Maribel Montaño, dieron luz verde al proyecto hotelero. Sin embargo, la resolución de la Consejería de Cultura cuando Bernardo Bueno era delegado provincial le obligó a conservar in situ los restos arqueológicos y le prohibió realizar movimientos de tierras. La Junta rechazó indemnizar a la constructora argumentando que el PGOU estaba condicionado por la intervención arqueológica previa al proyecto del hotel.

Plazo de diez días

Finalmente, el TSJA dio en 2014 la razón a la constructora pero no en su totalidad, ya que aceptó que fuera indemnizada pero sólo en la cuantía de 1,5 millones de euros. El Supremo confirmó la sentencia del TSJA hace cinco meses y la constructora solicitó el dinero a la Junta, pero el departamento que dirige Rosa Aguilar ha hecho oídos sordos a la petición, lo que obligó a Gabriel Rojas el pasado 11 de julio a solicitar la ejecución de sentencia. «Mediante diligencia de ordenación del 20 de julio de 2016, el TSJA requirió a la Consejería de Cultura para que en el plazo de diez días informara por escrito sobre las actuaciones practicadas en orden al cumplimiento de la sentencia», según fuentes de la constructora, que aún no conoce la de la contestación de la Junta.

Las mismas fuentes afirman que el TSJA ha advertido a la Junta que «si fuera preciso, el tribunal, previa audiencia de las partes, adoptará las medidas necesarias para lograr la efectividad de lo mandando».