1 jul. 2017 ~ ~ Etiquetas: ,

Un renovado Aterballetto inaugura hoy el Festival de Itálica

La compañía italiana regresa con 'Golden Days', un programa firmado p30 Junio, 2017 - 09:07h
30/06/2017. Dario de Sevilla.

Aterballetto es una de las pocas compañías italianas de danza que llevan a cabo frecuentes giras internacionales. Y una de las poquísimas que resisten con un elenco de 17 bailarines y piezas de numerosos coreógrafos, como Johan Inger, al que el Festival de Itálica ha querido rendir con Golden Days un pequeño homenaje.

En la presentación del espectáculo que tuvo lugar ayer en la sede de la Diputación, promotora de la muestra, todos tuvieron frases de elogio para este sueco afincado en Sevilla desde 2009, que militara en el Nederlands Dans Theater y en el Cullberg Ballet, entre otros, y que, en palabras de la directora del Festival, Victoria Guzmán, "además de ser un gran coreógrafo, siempre está dispuesto a ayudar a la profesión local porque posee una calidad humana excepcional".

También alabaron su valía y su generosidad personal los directores del Aterballetto, Giovanni Ottolini y Cristina Bozzolini. Esta última, directora artística del Ballet, añadió que "el que veremos en Itálica es un Ballet nuevo. Hemos iniciado una nueva etapa, con un repertorio completamente nuevo y más contemporáneo, obra de coreógrafos muy diferentes entre los que se encuentra Johan Inger. He de decir que yo lo cortejé muchísimo antes de que se decidiera a venir a coreografiar para Aterballetto, pero la experiencia ha valido la pena porque realmente ha ayudado a crecer a nuestros bailarines, y no sólo como artistas sino como seres humanos".

Hay que aclarar que en la citada renovación de la compañía, fundada en 1979 en Reggio Emilia, ha jugado un papel decisivo la salida del mismo de Mauro Bigonzetti, hasta hace poco su auténtico mentor ya que el coreógrafo romano entró en la compañía como bailarín en 1982, en 1993 asumió la dirección artística y, más tarde, en 2007 se convirtió en el coreógrafo residente hasta su salida en 2012. Suyas han sido en estos años la mayor parte de las coreografías del Ballet, como las que presentó en el Teatro de la Maestranza en 2006, la primera vez que vino a Sevilla (Les Noces y Wam), y suyas también Pression e Incanto (esta última una versión libre del Orlando furioso de Ludovico Ariosto, con música de Haendel), los dos trabajos presentados en el Teatro Romano de Itálica en el Festival de 2011.

Golden Days, el programa que inaugura esta noche el Teatro Romano situado en la localidad de Santiponce, como ya se ha dicho es obra de Johan Inger y ha sido presentado en su conjunto como un estreno mundial, si bien dos de las tres piezas que lo componen han sido ya estrenadas. Según el propio coreógrafo, "el título de Golden Days hace referencia a las músicas que yo escuchaba y que me influyeron cuando era más joven y que ahora, a punto de cumplir los 50, debo admitir que me producen una cierta nostalgia".

En su opinión, las tres piezas que componen el programa, de unos 75 minutos de duración en total, tienen poco que ver entre ellas, salvo su mano y el aroma de las músicas (de Tom Waits, Patti Smith y Keith Jarrett, respectivamente). Las coreografías son: Rain Dogs, estrenada en 2011 por el Ballet de Basilea y en 2013 por Aterballetto, Birdland, un breve solo femenino completamente nuevo, compuesto para enlazar las otras dos, y Bliss, una pieza realizada para Aterballetto el pasado año y que, en palabras de Inger "es sencillamente una manera gozosa y feliz de interpretar la música y de vivir el momento".or el coreógrafo sueco afincado en Sevilla Johan Inger.

No hay comentarios: