20 oct. 2017 ~ ~ Etiquetas:

País Vasco: El dolmen de Eskalmendi tiene más de 3.000 metros cuadrados

El monumento funerario tiene un perímetro de 250 metros y se están realizando diferentes labores.
19/10/2017. Gasteiz Hoy.

El entorno del dolmen descubierto hace apenas un mes en el norte de Vitoria-Gasteiz podría tener una superficie de 3.100 metros cuadrados. Los trabajos arqueológicos llevados a cabo por la empresa Ondare Babesa han concluido que nos encontramos ante un monumento de un perímetro de 250 metros y una altura máxima que alcanzaría los 2 metros y 60 centímetros.

“Podemos afirmar que hemos alcanzado el objetivo principal que consistía en determinar la existencia de una estructura dolménica en el túmulo de Eskalmendi”, ha señalado la diputada, “a falta de resultados definitivos se
confirma el carácter dolménico y su probable cronología prehistórica”. La realización de la las zanjas de valoración y la posterior excavación de un sondeo central, que tuvo que ser ampliado, han dejado claro que “las magnitudes del monumento en su integridad son muy considerables y está compuesto por tres partes fundamentales: cámara central, túmulo de roca y túmulo exterior de arcillas”.

La cámara central es un recinto de planta poligonal, de unos 7 m2 de superficie, delimitado por cinco grandes bloques, de los que sólo tres se encuentran en su posición original. El interior fue saqueado y alterado en el pasado y rellenado de nuevo por piedras y tierra suelta. “Sin embargo, bajo este nivel alterado existe
un depósito aparentemente intacto y aún no excavado, en cuya superficie se han recuperado algunos fragmentos de huesos humanos que se han enviados a datar, lo que apunta a un posible uso funerario que confirmaría su carácter dolménico”, ha añadido Martínez de Luna.

En lo que al túmulo de roca se refiere, se trataría de una construcción probablemente de planta circular que formaría una especie de anillo cónico alrededor de la cámara. Ocupa una superficie visible de 57 m2 , con fuerte pendiente en su vertiente, algo extraño en este tipo de monumentos, que puede deberse a la protección que sobre sus caras exteriores ha ejercido el túmulo exterior de arcilla. Y el túmulo exterior de arcilla constituye una singularidad del
monumento que nos ocupa. Está formado por una gran acumulación de arcillas plásticas de color oscuro mezcladas con materiales de la gravera. Su extensión, de algo más de 3.000 metros cuadrados, llega hasta el límite del conjunto constructivo.

Entre los materiales arqueológicos prehistóricos encontrados en la zona se encuentran algunos pequeños fragmentos de cerámica a mano de cronología posiblemente calcolítica. Además, algunos fragmentos de sílex (una posible raedera-buril y algunas lascas) y fragmentos de piedras pulimentadas.

“Ahora, tras la instalación de una cubierta provisional para proteger el área central y las zanjas del monumento y el apuntalamiento de bloques, instalación de mallas protectoras, relleno de la cámara,…, para evitar su deterioro, procederemos a planificar junto con el equipo de arqueólogos y los miembros del servicio de Museos y Arqueología las propuestas de actuación para 2018 de este monumento que han propuesto llamar Dolmen de Lakondoa”, ha
finalizado Martínez de Luna.

No hay comentarios: