10 ene. 2019 ~ ~ Etiquetas:

La Junta adjudica la gestión de las visitas de San Isidoro del Campo

El Ayuntamiento de Santiponce había criticado la externalización de este servicio.
09/01/2019. Diario de Sevilla.

La delegación territorial de la consejería de Cultura en Sevilla ha adjudicado oficialmente a la empresa Inventia Estudios y Servicios, por 44.485 euros, el contrato para la gestión cultural del monasterio de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 en Santiponce, declarado bien de interés cultural (BIC) y donde en agosto de 2016 fueron expoliados dos paños completos de azulejos de gran valor histórico y artístico.

Según refleja el acta de adjudicación, recogida por Europa Press, fue el pasado 27 de diciembre cuando el citado departamento de la Junta de Andalucía formalizó la adjudicación de este contrato a la empresa Inventia Estudios y Servicios, toda vez que ya antes había trascendido que la entidad había sido propuesta para el contrato por la mesa de contratación constituida para este procedimiento.

Prácticamente en paralelo, el pleno del Ayuntamiento de Santiponce, gobernado por la socialista Carolina Casanova en una muy frágil minoría, aprobaba una moción de IU destinada a reprobar a la Administración andaluza por esta "externalización", pues según la federación de izquierdas, mediante esta maniobra la Junta "deja la gestión del monumento en manos de una empresa privada, por lo cual dentro de este enclave no va haber ningún empleado público que supervise el día a día del recinto".

En ese sentido, la memoria del contrato refleja que la empresa adjudicataria debe contar con un equipo de al menos dos controladores de sala y servicio de atención al público y un coordinador, que se encarguen de la gestión de las visitas y eventos en el monasterio hasta el 31 de diciembre de 2019.

Según figura en dicha memoria técnica, "la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales ha comunicado que por razones organizativas deja de realizar el servicio de gestión cultural en el enclave y la delegación territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Sevilla será responsable del desarrollo y ejecución de la gestión cultural", si bien la delegación "carece de los medios personales necesarios para asumir directamente el encargo y prestar un adecuado servicio, pues su relación de puestos de trabajo (RPT) carece de personal especializado en este tipo de tareas".

Una joya patrimonial

El monasterio de San Isidoro del Campo se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, si bien mediante un convenio de 1991, la Junta goza de los usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la Casa Álvarez de Toledo y Mencos.

Se trata de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el Claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos, espacios en su mayor parte visitables gracias a su rehabilitación a manos de la Administración andaluza. Pero a día de hoy, la Junta estudia desligarse de la gestión de la zona del monasterio perteneciente a la fundación nobiliaria y restaurada para su apertura al público. Al respecto, el delegado territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, señalaba tiempo atrás la “obsolescencia” jurídica del convenio firmado en 1991 entre ambas partes.

Según Girela, la Ley Andaluza de Patrimonio Histórico, en vigor desde hace más de diez años, y la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, han dejado “obsoleto” el mencionado convenio de 1991, acusando además a la Casa Álvarez de Toledo de “incumplir” sus obligaciones en materia de conservación del monumento.

No obstante, los colectivos culturales de Santiponce recuerdan que “el 80% del monasterio es propiedad de la Administración autonómica” y reclaman a la Junta que no se desligue de la gestión del monumento y además acometa la restauración de la parte del enclave cuya titularidad ostenta. Y es que el sector del monasterio correspondiente al claustro grande, la torre barroca, las caballerizas, la almazara o la fachada neoclásica, precisamente el sector de titularidad pública, espera una restauración como la ya acometida en el otro sector del monumento.

No hay comentarios: