19 sept. 2020 ~ ~ Etiquetas:

El dolmen de Cañada Real de Los Molares, de seis mil años de antigüedad, será excavado por segunda vez

 Se trata de un conjunto donde aparecieron en 1958 restos humanos y una serie de objetos de gran valor que están expuestos en el Museo Arqueológico de Sevilla. 

19/09/2020. ABC

«Se trata de los vestigios arqueológicos más antiguos que se conocen en el núcleo urbano de Los Molares», así resume Pablo José Ramírez, doctor en Arqueología e Historia, la importancia de uno de los dólmenes que existen en esta localidad y del que será director del proyecto de excavación que se acaba de aprobar.

En concreto, el dolmen de Cañada Real, que ya fue excavado en 1968 por Juan de Mata Carriazo, volverá a «desenterrar» del pasado restos que arrojen más luz sobre el Neolítico asentado en esta localidad.

Una de las particularidades de este dolmen —en Los Molares existió otro que está desaparecido, el dolmen del El Palomar— es, explica el doctor Ramírez, «su planta en forma de ele mayúscula, de unos siete por siete metros. No es la típica estructura que todos conocemos de cámara y corredor del mundo del megalitismo». Ambos monumentos funerarios, pese a haber sido excavados en momentos distintos, pertenecieron a una necrópolis megalítica de la primera mitad del IV a. de C.

Ahora, con este proyecto, que cuenta con una subvención de la Junta de Andalucía de unos 13.000 euros, y que se vio frenado por el coronavirus, este experto arqueólogo quiere analizar «si en las lajas de piedras existen grabados del arte megalítico, figuraciones y símbolos prehistóricos esquemáticos relacionados con el arte del Holoceno», además de si se trata de ocre o de cinabrio (dos minerales) «en los restos hallados hace más de medio siglo, que bien pudieron usarse como antiséptico o bien para colorear al difunto con el objeto de devolverlo a la vida».

«Este dolmen, por su características es muy similar en las cronologías al megalito de Alberite de Villamartín, y allí sí se averiguó que se trataba de cinabrio. Por eso, sería interesante averiguar si en el dolmen de Cañada Real se trata de ocre o no y conocer esa vinculación», explica.

Comercio de minerales

Porque de esta investigación se podrá demostrar que en Los Molares «pudo existir un comercio incipiente de dichos minerales del que formaba parte esta zona». Además, este doctor en Arqueología detalla que entre los hallazgos arqueológicos de hace medio siglo, junto a los esqueletos se encontraron «varias cuentas de collar de piedra, cerámica a mano, fragmentos de láminas de sílex y una azuela de piedra diorita». Varios de estos materiales líticos están expuestos en el Museo Arqueológico provincial de Sevilla.

Y para ello, Ramírez va a contar con el apoyo técnico del arqueólogo Jesús Rodríguez Mellado, natural de Chipiona, y de la experiencia y el conocimiento científico de Oswaldo Arteaga Matute, catedrático universitario de la Hispalense ya jubilado. Además se está trabajando para que en un futuro haya un convenio de colaboración científica con el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Cádiz. Los trabajos están previstos que se inicien a primeros de octubre.

Mientras tanto, en el castillo medieval de Los Molares, se está creando un centro de interpretación histórica y un centro de investigación (CIPHA), donde los visitantes que se acerquen hasta el castillo de Los Molares podrán conocer la historia de la localidad y visitar una de las salas dedicadas a este monumento prehistórico, que se incorporarán en la museografía a través de vinilos, paneles informativos led y maquetas sobre la primera excavación llevada a cabo en 1968.

Esta oferta cultural que ofrece el museo de la ciudad forma parte de un proyecto para «revitalizar Los Molares», como señala su alcalde a ABC, José Veira (PP), quien explica además que esta excavación supone «un gran avance para el pueblo en materia de turismo y conservación del patrimonio, porque nunca se había apostado tanto como hasta ahora y lo es gracias a la labor de la Junta. Nuestra prioridad siempre ha sido la conservación del patrimonio como atractivo turístico para que siga avanzando y se diversifique un poco más y no dependa solo de la agricultura o la hostelería».


No hay comentarios: