12 feb 2021 ~

¿Y si Stonehenge es en realidad Waun Mawn y se levantó en el oeste de Gales?

 Descubierto el tercer círculo de piedra más grande de Gran Bretaña, que habría sido desmantelado y reconstruido en Salisbury Plain.

12/02/2021. La Vanguardia

Los misterios siguen rodeando al monumento megalítico de Stonehenge. Y cada nuevo hallazgo, aunque desvela un poco de luz, genera nuevas preguntas de difícil solución. Los arqueólogos acaban de desenterrar el tercer círculo de piedra más grande de Gran Bretaña tras Avebury (Wiltshire) y Stanton Drew (Somerset). Está situado en las colinas de Preseli, en el oeste de Gales, y todo apunta a que fue totalmente desmantelado y reconstruido… como Stonehenge.

A este espacio se le conoce como Waun Mawn. Ubicado cerca de las canteras que sirvieron como fuente de las famosas piedras azules del monumento megalítico, tiene un diámetro idéntico (110 metros) al de la zanja que rodea el espacio de Salisbury Plain (en el centro-sur de Inglaterra) y también está alineado con la salida del sol en el solsticio de verano.

Los investigadores del University College de Londres creen que fue erigido poco antes de Stonehenge y luego se trasladó 280 kilómetros, según explican en un artículo publicado en la revista Antiquity. Su hipótesis es que las piedras se cambiaron de lugar como parte de un movimiento migratorio.

Apenas cuatro rocas son todo lo que queda en el sitio original en Gales. Pero han servido para ayudar a los especialistas a resolver el misterio de por qué las piedras azules de Stonehenge llegaron desde tan lejos, cuando el resto de círculos megalíticos se erigieron a poca distancia de sus canteras.

El descubrimiento, aún así, abre nuevos enigmas sobre por qué el área de Preseli, que estaba densamente poblada, tenía importancia para la gente del Neolítico, como indican su concentración de dólmenes y grandes recintos. Las piedras azules de estas colinas galesas fueron las primeras que se erigieron en Stonehenge hace 5.000 años, siglos antes de que las piedras sarsen más grandes se extrajeran de un espacio situado a solo 24 kilómetros del monumento en Salisbury Plain.

Cuando el equipo del profesor Mike Parker Pearson, que ya había excavado previamente dos canteras de piedra azul, descubrió que los monolitos se habían extraído antes de que se construyera la primera etapa de Stonehenge hacia el año 3000 antes de Cristo, volvió a investigar la zona cercana a Waun Mawn para averiguar si allí había restos de un círculo desmantelado.

Las excavaciones arqueológicas revelaron agujeros vacíos, lo que confirmaría que las cuatro piedras restantes eran parte de un monumento anterior. La datación del carbón vegetal y los sedimentos detalló que el espacio se colocó alrededor del 3400 antes de Cristo.

Los arqueólogos han descubierto, además, que una de las piedras azules de Stonehenge tiene una sección transversal inusual que coincide con uno de los agujeros dejados en Waun Mawn, y las piedras del sitio de Gales son del mismo tipo de roca que las de Salisbury Plain.

Hay otro dato que lleva de cabeza a los expertos. Durante el periodo que va del 3000 al 2000 a.C. no hay prácticamente evidencias de actividad humana en esa zona del oeste de País de Gales. Su hipótesis es que la mayoría de la gente “emigró, llevándose sus piedras –sus identidades ancestrales– con ellos”, dice Parker Pearson.

Unas 43 piedras azules sobreviven hoy en Stonehenge, aunque muchas de ellas permanecen enterradas bajo la hierba. “Supongo que Waun Mawn (probablemente formado por entre 30 y 50 piedras) no fue el único círculo que se usó para levantar el monumento megalítico (en Inglaterra). Quizás haya más en Preseli esperando ser encontrados”, añade.

En Waun Mawn los megalitos estaban dispuestos de manera más irregular, aunque dos estaban colocados como "visores" formando una entrada alineada con la salida del sol en el solsticio de verano. El círculo se construyó entre el 3600 y el 3200 a.C., mientras que la primera de las cinco etapas de Stonehenge no se levantó hasta las décadas posteriores al 3000 antes de Cristo.

Estos hallazgos, sorprendentemente, se asemejan bastante con una leyenda medieval de Merlín (la historia más antigua de los orígenes de Stonehenge), escrita por Geoffrey de Monmouth en el siglo XII. El texto cuenta que un ejército fue a Irlanda para capturar un círculo mágico de piedras, conocido como la Danza de los Gigantes, para reconstruirlo en Inglaterra. El cuento va cobrando vida.


No hay comentarios: