18 sept. 2009 ~ ~ Etiquetas:

Galicia: La Diputación pretende contratar el plan de Dombate a finales de octubre

La obra está pendiente del dictamen de Urbanismo, que podría llegar en los próximos días
La Voz de Galicia. 18/09/2009. Cristina Viu

Los técnicos del Servicio de Arquitectura de la Diputación Provincial calculan que esta misma semana tendrán el dictamen de Urbanismo sobre el plan especial de rehabilitación del dolmen de Dombate.

En el caso de que este primer plazo se cumpla, el departamento de contratación podría tener listo el trámite a finales de octubre, por lo que los trabajos de construcción del pabellón y del edificio anexo podrían empezar en noviembre.

Lo que ya está aprobado es el último expediente de ampliación de la excavación, que volverá a correr a cargo de Manuel Lestón, que realizó las labores anteriores. Fue precisamente lo hallado en las catas de la zona de entrada lo que provocó que Patrimonio aconsejara levantar todo el terreno que ocupará la construcción de entrada, por lo que se realizarán trabajos en un área de unos 350 metros cuadrados. Además, a causa de una zanja que apareció en la zona ha sido necesario modificar ligeramente el emplazamiento de la entrada.

Una de las principales preocupaciones es que el dolmen se encuentra actualmente sin ningún tipo de protección, lo que de cara al invierno puede suponer un grave problema, sobre todo porque la zona actualmente excavada es mucho más amplia, por lo que el yacimiento se encuentra más expuesto. El pasado invierno el huracán Klaus destrozó la carpa instalada por la Diputación, pero la llegada de la primavera y el inicio de las labores de excavación propiciaron que el monumento pudiera quedar al aire libre.

Urgencia

Fuentes del organismo provincial señalaron que una de las razones por la que es urgente la contratación de la empresa que se encargará de la obra es que esa misma compañía tendrá que proponer las medidas para la protección del dolmen durante los trabajos, que se realizan básicamente entre finales de este año y principios del próximo, por lo que la mayor parte de las labores se realizarán en los meses más lluviosos del año.

A pesar de ello, los técnicos no prevén que haya peligro para el dolmen. Las pinturas están a salvo porque la cámara está cerrada y el único problema es la humedad que llega por el suelo, pero en ello poco tiene que ver el hecho de que el dolmen esté o no cerrado.

En el proyecto de Francisco Vidal uno de los asuntos fundamentales es precisamente el drenaje del terreno, puesto que el suelo de Dombate acumula mucha humedad y es uno de los temas que hay que evitar para el mantenimiento de las pinturas.

La humedad y la temperatura interior del pabellón que cubrirá el dolmen es una de las cuestiones técnicas que más han preocupado, puesto que de ello depende uno de los aspectos más importantes del yacimiento y la razón fundamental por la que se decidió mantenerlo excavado.

A los distintos puntos de vista que tienen sobre el plan especial Urbanismo y la Diputación se añadió el hecho de que las elecciones autonómicas cambiaran el Gobierno gallego apenas dos meses después de la presentación del documento. Los inevitables cambios retrasaron el estudio de este asunto, pero ahora la cuestión parece centrarse en la excesiva superficie del edificio de acceso.

Mediación

El director xeral de Patrimonio, José Manuel Rey Pichel, se ofreció para tratar con la responsable de Urbanismo las cuestiones que mantienen parado el proyecto de recuperación del dolmen de Dombate. Se trata de desbloquear una situación que se mantiene desde principios de este año.

La Diputación envió ya a Urbanismo la respuesta a todos los problemas detectados por los técnicos y remitió los cambios que se realizarán a Patrimonio, que no ha puesto ningún problema y cuyos responsables han mostrado un enorme interés porque el yacimiento siga adelante.

La construcción del pabellón podría suponer el cese de las visitas que la Diputación organiza a Dombate y que en septiembre son de lunes a domingo en horario de mañana y tarde. Durante este mes pasarán por el yacimiento alrededor de 1.200 personas, una cifra muy similar a la registrada en junio. La media de turistas que se acercan cada día al Chan de Borneiro para ver el megalito es de 60, aunque hay una enorme diferencia entre los fines de semana y los de diario.

Al año, se producen unas 10.000 visitas, según los registros del 2008 y para este ejercicio se calcula que habrá el mismo número, una cantidad que se mantiene estable desde que el monumento se abrió al público.

No hay comentarios: