27 dic. 2009 ~ ~ Etiquetas: ,

El poblado calcolítico de Valencina de la Concepción: Una revisión crítica

CuPAUAM. 15-1988
Autores: J.C. Martín de la Cruz y J.M. Miranda Ariz
Departamento de Prehistoria y Arqueología
Universidad Autónoma de Madrid

Resumen:
Pretendemos demostrar cómo el yacimiento de Valencina de la Concepción tiene una amplia ocupación que puede ser sistematizada en fases y cómo el Calcolítico en Huelva y Sevilla se encuentra estrechamente relacionado. Las diferencias, siempre dentro de una continuidad cultural, se deben a una mayor antigüedad del yacimiento onubense de Papa Uvas sobre las más recientes de Valencina de la Concepción, y las lógicas adaptaciones a ecosistemas ligeramente distintos.

Palabras clave: Península Ibérica, Suroeste, Neolítico, Calcolítico, Hábitat, Fosos, Cerámica.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un estudio un poco denso en cuanto a terminologías, pero muy interesante. La lástima es que todos estos estudios no pudieran disponer de más datos por basarse en excavaciones de urgencia. Hay muchas suposiciones, muchas hipótesis, muchas deducciones, que restan quizá valor a unas conclusiones científicas que necesitan de más fiabilidad. De todos modos son esenciales. Gracias por compartirlos

Anónimo dijo...

Precísamente ese es el mayor problema de este yacimiento, se ha excavado muchísimo y mal, sin un contexto general de investigación, siempre de urgencia, y sin que todo ello haya dado lugar a una publicación global que compile y ponga en orden el estado de la cuestión. No hay ni un solo libro monográfico, es verdaderamente lamentable. La Carta Arqueológica de Valencina es la única y sucinta referencia.
La prehistoria reciente es un tema lleno de incógnitas y que requiere de metodologías arqueológicas especializadas y multidisciplinares, sobre todo necesita que haya una gran labor de difusión para que la sociedad entienda y sienta que tan importantes son estas huellas como las espectaculares ruinas romanas. Afortunadamente en los últimos tiempos va cobrando interés, pero queda mucho por hacer.