23 dic. 2009 ~ ~ Etiquetas:

La cubierta del dolmen de Montelirio vuelve a caerse por vientos sin que el yacimiento registre daños


Vista de los destrozos en la cubierta tras el vendaval
Foto: Los Dólmenes
Europa Press. 23/12/2009

La cubierta del dolmen de Montelirio, enclavado sobre una finca de 16.000 metros cuadrados en Castilleja de Guzmán (Sevilla) y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), ha vuelto a caerse en la madrugada de hoy --tal y como sucediera a principios de este año-- debido al fuerte temporal de vientos y lluvias que azota a la provincia, aunque esta circunstancia no ha motivado daño alguno en el yacimiento.

Así lo indicó a Europa Press el director de la excavación, el arqueólogo Álvaro Fernández, que explicó que la cubierta no se ha desprendido del todo ni ha caído sobre el dolmen, sino que en torno a las 5,00 horas "los fuertes vientos han provocado que el revestimiento se doblara, pero sin que llegara a afectar a los restos".

Fernández expuso que, una vez habida constancia de lo sucedido, en el lugar de los hechos se personaron técnicos de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura en Sevilla, junto con representantes de la empresa responsable de la cubierta, para ver qué solución ofrecer a la actual situación. "Hay que ver los daños de ésta para ver si se rehace o se quita, pero como hace mucho viento el trabajo no es fácil", expuso.

La cubierta del dolmen debe proteger el yacimiento y facilitar la segunda fase de las excavaciones arqueológicas que ya comenzaron la primavera de 2007, cuando el equipo liderado por Fernández descubrió entre 14 y 16 nuevas inhumaciones datadas entre los años 2.500 y 2.300 antes de Cristo, así como unas 4.000 cuentas de collar y otros restos que convierten a este dolmen en uno de los activos históricos más importantes de la provincia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

la ubicación geográfica es muy expuesta al viento para este tipo de materiales. con razón los dólmenes se hacían 'soterrados'... a ver si es verdad el refrán y a la tercera va la vencida, pero que se dejen de textiles y coloquen algo que aguante un poquito más, que es una pena, y un derroche.

Anónimo dijo...

Si es que ya lo decía el tío Manué cuando venía de trillar en la era: "Mire usté señor ingeniero que eso viene un aire y se lo lleva tó..."

La consejera de Cultura manifestó hace unos meses que van a hacerle una cubierta permanente a Montelirio, los arqueólogos en la visita que hicimos hace poco nos dijeron que ellos creían que lo mejor es hacer una a ras del túmulo dejando la cata básicamente como está ahora, de manera que se reduzca al máximo el impacto visual, lo cual es más que lógico. Lo mejor es que no tiren más dinero con las carpas y procedan a construir esa cubierta definitiva cuanto antes.