1 feb. 2010 ~ ~ Etiquetas:

Museo Municipal Fernando Marmolejo. Restos que por fin se brindan a Santiponce


Imagen facilitada por Valencina Habitable
Una deuda que Itálica salda con sus vecinos. El museo municipal de Santiponce acoge por primera vez una exposición con restos arqueológicos de Itálica, entre los que se incluye la Cabeza Diademada
Diario de Sevilla. 29/01/2010. Diego M. Díaz Salado

Junto al teatro romano de Itálica y cercano al Monasterio de San Isidoro del Campo se asienta el Museo Municipal Fernando Marmolejo, dedicado a la figura del orfebre sevillano. Desde el pasado noviembre, la exposición permanente del artista comparte protagonismo con algunos de los últimos hallazgos de Itálica, entre los que cobra especial relevancia la Cabeza Diademada.

"Es el descubrimiento más importante de los últimos 60 años", según relata Benito Fernández, conservador y director del Museo, en alusión a la cabeza. La planta baja está dedicada por completo a la muestra italicense, que lleva por nombre Itálica, colina de Dioses, y que además de la deidad femenina portadora de la diadema, están representados en un gran panel otras figuras como Mercurio, Diana o la Venus de Itálica, cuyo emplazamiento habitual se corresponde con el Museo Arqueológico de Sevilla. En total son más de 20 las piezas que componen la exposición.

Se trata de la primera ocasión en la que este Museo, inaugurado en 2004, acoge una muestra de restos arqueológicos de Itálica, y por extensión, se trata de la primera vez que una pieza escultórica del complejo arquitectónico se expone en un espacio municipal de Santiponce. "Era una cuestión que yo siempre he tenido muy clara, se tenía que hacer aquí. Una deuda que Itálica tenía con Santiponce, y la idea es repetirlo más veces", según se expresa Sandra Rodríguez de Guzmán, directora de Itálica. Para Benito, se trata de "una puesta en valor del patrimonio local que agradecemos a todas las instituciones que han hecho posible la muestra".

La exposición estará vigente hasta el próximo 25 de mayo, y en los escasos dos meses que lleva abierta ha contabilizado más de 4.000 visitas, "una cifra muy importante para nosotros", en palabras del conservador, y que viene motivada "por las ganas de ver en Santiponce los tesoros de Itálica y por la repercusión mediática que ha tenido el descubrimiento de esta cabeza".

Si la planta baja goza de la relevancia de los restos romanos, las estancias superiores no son menos. Conservan importantes obras de arte del orfebre Fernando Marmolejo, que en los años 50 se afincó en el municipio poncino, precisamente frente al conjunto arqueológico. Marmolejo contribuyó de forma imprescindible a la cración del museo municipal, con la donación de parte de su colección. Entre las obras expuestas, destacan las reproducciones de las llaves de la ciudad de Sevilla, la corona visigoda de Recesvinto, el tesoro de los Quimbayas o el candelabro tartesso de Lebrija, además de la exhibición de belenes, entre los que se encuentra la réplica del que le regaló al Papa Juan Pablo II con motivo de su visita a Sevilla, o la reproducción del manto de la coronación de la Esperanza Macarena.

La última de las salas del recinto está dedicada a Santiponce, a través de grabados y litografías de sus principales monumentos.

No hay comentarios: