29 jul. 2010 ~ ~ Etiquetas: , , ,

Advierten que la nueva variante del Aljarafe afecta a paisaje protegido de interés cultural

La nueva infraestructura de la A-8077 se construye para aliviar el tráfico
El trazado total, de 7,5 kilómetros, conectará Camas con Sanlúcar la Mayor
La declaración hace un balance 'positivo' del trazado en Valencina

Europa Press. 29/07/2010

La declaración de impacto ambiental (DIA), que pesa sobre el proyecto de la nueva variante del Aljarafe, reclama "medidas correctoras" que minimicen el "impacto visual" de la nueva vía metropolitana sobre el monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, ubicado en Santiponce (Sevilla) y declarado Monumento Nacional en 1872.

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda empezó la construcción de la variante de la carretera A-8077 con el fin de aliviar el tráfico. El resultado será la conexión entre Camas y Sanlúcar la Mayor.

La declaración de impacto ambiental analiza los aspectos relativos al tramo de la infraestructura, de un trazado de 7,5 kilómetros. El proyecto debe de albergar dos calzadas con dos carriles para cada una de ellas, y con una reserva de suelo consignada para la posible construcción de una plataforma de transporte público colectivo "sensiblemente paralela" a la nueva carretera. El proyecto, según el estudio informativo, comprende además la creación de vías ciclistas tanto en relación con la 'Ruta del Agua' como en paralelo a la carretera A-8077.

Protección del monasterio

Sobre la alternativa número uno, la opción finalmente escogida merced al estudio informativo, la declaración de impacto ambiental valora "positivamente" su trazado en lo que a la "incidencia" sobre el patrimonio arqueológico de Valencina de la Concepción se refiere, dado que dicho municipio aljarafeño atesora en su término municipal dólmenes como los de Matarrubilla y La Pastora, además de numerosos yacimientos arqueológicos.

No obstante, esta DIA advierte de que, en lo que respecta al término municipal de Santiponce, el trazado asociado al monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1031 por Guzmán el Bueno y declarado Bien de Interés Cultural (BIC)no es correcto. Es por eso que la declaración de impacto ambiental propone que el futuro proyecto constructivo incorpore "medidas correctoras que permitan minimizar los impactos visuales" sobre el monasterio, el segundo mayor activo patrimonial de Santiponce tras el Conjunto Arqueológico de Itálica.

Además, la declaración de impacto ambiental insiste en que la ejecución de las obras habrá de ser sometida a "medidas correctoras de cara a la preservación del patrimonio arqueológico" con el control de los movimientos de tierra y la "conveniente" documentación de cualquier vestigio histórico que sea descubierto, pues no en vano sobre buena parte de los suelos de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán pesa una declaración de Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica, mientras Camas y Santiponce albergan diversos activos patrimoniales.

Ya en materia medioambiental, la declaración de impacto ambiental reclama las "medidas necesarias" para evitar afecciones al acuífero de la unidad hidrológica Aljarafe, así como en trasplante de grandes ejemplares de árboles, como es el caso de encinas y olmos.

No hay comentarios: