27 oct. 2010 ~ ~ Etiquetas:

El alcalde quiere exhibir el Carambolo en las 'setas' de la Plaza de la Encarnación


El alcalde y el presidente de la Junta observaban el Tesoro, en octubre de 2009, en el Arqueológico.
El Gobierno local presentará hoy una propuesta a la Comisión de Patrimonio para mostrar "de modo temporal y en dependencias municipales" el tesoro · El Antiquarium sería el destino preferente
27/10/2010. Diario de Sevilla.

Hoy va a escribirse otra fecha clave en la historia del tesoro hallado el 30 de septiembre de 1958 en el Cerro del Carambolo (Camas). La Comisión local de Patrimonio aprobará, según todos los pronósticos, una propuesta del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, para exponer "temporalmente" en dependencias municipales el valioso conjunto de 21 piezas de oro. Lo más llamativo es el emplazamiento que el Gobierno municipal quiere darle al Tesoro del Carambolo: el Antiquarium que formará parte del proyecto Metrosol-Parasol de Jürgen Mayer que se construye en la Plaza de la Encarnación.

El responsable del Antiquarium es el arqueólogo Fernando Amores, miembro también de la Comisión local de Patrimonio y la figura que respaldará a la delegada de Cultura, Maribel Montaño, cuando a mediodía se presente el acuerdo alcanzado a los medios.

Amores, que fue el comisario de la exposición conmemorativa de los 50 años del hallazgo del tesoro, que pudo verse hasta el 10 de enero pasado en el Museo Arqueológico, aparece así como la persona clave en una compleja partida de ajedrez entre el Gobierno local y el autonómico, que siempre ha sido partidario de exhibir el Carambolo en el museo de la Plaza de América, cuyo proyecto de restauración -encargado al estudio del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra- está prácticamente paralizado por el recorte en las partidas que debe aportar el Ministerio de Cultura, el titular del edificio.

El prestigio de Amores, profesor de Prehistoria de la Universidad Hispalense, le viene como anillo al dedo al alcalde sevillano para garantizar los dos requisitos que, recientemente, le exigía el consejero de Cultura, Paulino Plata, a quien asumiera el reto de sacar las joyas de la cámara acorazada de una entidad bancaria y mostrarlas al público, en lugar de la réplica que durante años ha lucido en el Museo Arqueológico. Plata remarcó el pasado 27 de julio que sólo autorizaría que el Tesoro del Carambolo se exhibiera públicamente si era en un lugar "digno y seguro". La incógnita es quién va a asumir el coste del mantenimiento y la seguridad del famoso conjunto descubierto por Juan de Mata Carriazo toda vez que el proyecto museológico que Amores ha dispuesto para el Antiquarium sí dispondrá de las últimas tecnologías y avances, al margen de contar, según anunció recientemente el alcalde, con 4,2 millones de euros procedentes del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local.

Antiquarium, que en un principio se concibió como una simple musealización de los restos encontrados durante las excavaciones previas a la construcción de las controvertidas setas (una excavación que no se libró de la polémica e, incluso, de las denuncias ante los tribunales), puede llegar a ser con el tiempo el gran contenedor de un tesoro que es, además de una de las piezas fundamentales del arte tartésico, todo un símbolo de identidad de la ciudad. En este sentido, cabría preguntarse si la operación no es un intento más del alcalde de hacer simpático a la ciudadanía un proyecto que, desde el principio, ha contado con una gran contestación ciudadana y mediática tanto por su estética como por su excesivo coste económico.

En toda esta trama juegan un importante papel las raquíticas asignaciones presupuestarias que tendrá en 2011 la Consejería de Cultura, que verá rebajadas en un 22,5% sus presupuestos, según se anunció ayer en el Parlamento andaluz.

De este modo, se haría realidad uno de los sueños de Alfredo Sánchez Monteseirín, quien a principios de año declaró que "el tesoro impresiona" y que "la caja de seguridad donde ha permanecido los últimos 30 años no es el mejor sitio donde puede estar", enfatizando el hecho de que debía ser disfrutado "por todos los sevillanos". Para ello, tiene incluso diseñado un ticket doble que permitiría acceder al Alcázar y al Antiquarium, creando un eje turístico que vertebraría la Catedral, la Giralda y la fortaleza con la Encarnación.

No hay comentarios: