21 ago. 2011 ~ ~ Etiquetas:

Extremadura: El dolmen de Lácara se adecúa para entrar en el circuito turístico de Mérida


Estructura por la que se accede al corredor.
Foto:D. B.
Cultura adquirió el túmulo en 2009 para consolidarlo y mejorar su visita. Se ha limpiado toda la vegetación, fragmentos de piedras y basuras.
21/08/2011. El Periódico.

El dolmen de Lácara se viste de largo. Lo hace para mejorar su aspecto, para reforzar su estructura, para hacer más accesible su visita y para aumentar el número de personas que acuden hasta él para contemplar una construcción de hace 6.000 años. El de Lácara, a unos 25 kilómetros de Mérida, considerado una de las joyas patrimoniales de su término municipal junto a las presas de Proserpina y Cornalvo, es uno de los dólmenes más importantes de su tipo de toda la península Ibérica y también de los de mayores dimensiones.

La Consejería de Cultura prácticamente ha finalizado los trabajos de mejora del dolmen iniciados en el año 2009 tras su adquisición. Hasta entonces había pertenecido a los dueños de la finca en la que se encuentra. La intervención, que ha costado alrededor de 60.000 euros con cargo al programa europeo Alba Plata, se ha centrado en limpiar y adecuar el monumento, que data del milenio V o IV a. C..

Para quienes ya lo conocían, además de encontrar el túmulo y el interior del dolmen limpio de vegetación, piedras y basuras, los principales cambios se centran en el exterior, con los que se pretende situar a este monumento declarado patrimonio nacional en 1931 en los circuitos culturales y turísticos de Mérida y su entorno.


El túmulo funerario ha sido sometido a trabajos de limpieza en el interior y el exterior.
Foto:D. B.
Gracias a la compra del monumento y de una pequeña porción de la finca en la que se ubica, se ha habilitado un lugar en el que aparcar los vehículos y se ha delimitado el camino de acceso. La entrada al sendero que lleva hasta el dolmen está situado en la carretera Ex-214 entre Aljucén y La Nava de Santiago. Hasta ahora los vehículos se dejaban en la carretera y se entraba por una puerta que daba acceso a la finca. Unas placas de grandes dimensiones impiden continuar el camino con los coches. Para evitar que los visitantes ocupen la finca, donde pasta el ganado, se ha instalado una malla metálica a lo largo del camino y alrededor del monumento. Apenas cinco minutos a pie entre encinas y alcornoques son suficientes para alcanzar el dolmen. Aún se pueden contemplar los puntales utilizados durante los trabajos de consolidación de la construcción megalítica, que han sido realizados por Atrium CRBC. Aún se echan en falta los paneles explicativos de este edificio funerario, sus usos y su historia, que no han sido instalados por el momento.

Excavado a finales de la década del 1950, ofrecía evidencias de haber sido saqueado y destruido en varias ocasiones. Incluso fue dinamitado para utilizar el granito del que está construido. Tal y como recoge un artículo del arqueólogo Paco Blasco en el último número del boletín informativo Foro que edita el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, en la actualidad "se encontraba en un estado de deterioro lamentable". No era raro encontrarse hasta hace poco basuras y restos de comidas y bebidas en su interior. Otro de los puntos débiles hasta ahora ha sido su desconocimiento y su escasa promoción. Una pequeña señal en la carretera era el único reclamo del monumento más antiguo de toda la comarca de Mérida.

La intervención de los últimos meses ha retirado la vegetación que lo invadía y que afectaba al túmulo, dando como resultado un aspecto más parecido a cómo se encontraba cuando fue construido. Que siga en pie otros seis mil años dependerá del uso que le den quienes lo visiten.

1 comentario:

Emilio y Tina dijo...

Hola amigos, precisamente he estado hace unos dias por allí y he subido nuevas fotos del dólen de Lácara al blog:
http://dolmentierraviva.blogspot.com/
Saludos