15 ene. 2012 ~ ~ Etiquetas:

Turistas tras la huella de Gandul


Los primeros turistas pudieron contemplar ayer cómo se han acondicionado los yacimientos arqueológicos de Gandul. - M.J.C.
La Necrópolis se abre a los visitantes tras su restauración para descubrir los orígenes de la ciudad.
14/01/2012. El Correo.

La Necrópolis de Gandul es el lugar donde se desarrolló la ciudad de Alcalá de Guadaíra desde el Calcolítico hasta la época romana. El inmenso yacimiento está cubierto por una espesa capa de vegetación, fruto del paso del tiempo, que oculta la mayor parte de las muchas tumbas que se estima existen. Sólo dos de esas tumbas son visibles desde el exterior, gracias a las restauraciones llevadas a cabo por la Junta de Andalucía recientemente y que ya pueden verse gracias a la empresa Vía de Escape, que posibilita una vez al mes visitas guiadas por un experto a la zona.

Unas 60 personas fueron los que ayer tuvieron el privilegio de visitar primero los dos monumentos restaurados, la Cueva del Vaquero y el Tholos de las Canteras, ambos delimitados con pivotes realizados en cemento para evitar expolios y destrozos. El visitante puede recorrer estos enclaves, lo que le permite darse cuenta de la importancia histórica y cultural de la Necrópolis.

La visita comenzó en la Mesa de Gandul, donde pueden verse los resultados de los trabajos de rehabilitación llevados a cabo en distintas épocas, que sacaron a la luz una mescolanza de sepulturas que van del Calcolítico a la época romana. Las explicaciones, no sólo de las intervenciones arqueológicas sino también de la historia del recinto y su ubicación en Los Alcores, han venido de la mano de los expertos arqueólogos de la zona, Enrique Domínguez y Lara Cervera, responsables de la empresa patrimonial promotora de la visita.

La notable afluencia de público ha demostrado sobradamente la importancia de la oferta histórica y cultural que para Alcalá constituye la Necrópolis, ya que como indicaba uno de los visitantes, Juan Suárez, "es una oportunidad única de ver tumbas creadas hace miles de años".

Los asistentes mostraron especial interés en conocer, por primera vez y tras una intervención de meses, la recuperación del Tholos de las Canteras, una tumba de la época Calcolítica muy cercana a la Cueva del Vaquero y que responde a enterramientos colectivos de la época. El Tholos ha sido totalmente recuperado y se ha colocado un perímetro de vallado así como un paseo circular para que los visitantes contemplen desde el mismo todo el enterramiento, y tengan una vista espectacular de toda la Mesa de Gandul. Las recientes intervenciones arqueológicas han supuesto una inversión de 143.000 euros y todavía no han finalizado. Cervera asegura que la próxima excavación "comenzará la próxima semana para su culminación a finales de enero. Se trata de la excavación y protección de un yacimiento no inventariado con anterioridad en el Camino de Gandul, Las Majadillas II".

Estas restauraciones, según la concejal de Patrimonio, Laura Ballesteros, "suponen la continuación de la puesta en valor del patrimonio local, desde su investigación para el conocimiento, al mantenimiento y protección de los bienes locales". El área de Gandul se encuentra en los términos de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor y en ella se tiene constancia de intervención humana desde la época del Calcolítico, es decir, el III milenio antes de Cristo. Actualmente se estudia la declaración de Gandul como Zona Patrimonial, promovida por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y la Consejería de Cultura.

No hay comentarios: