3 ago. 2012 ~ ~ Etiquetas:

El Ayuntamiento ordenará sus fondos bajo la marca 'Patrimonium Hispalensis'


Vista de la fachada plateresca de la Casa Consistorial.
El nombre quedará asociado a las investigaciones derivadas del estudio de las colecciones museográficas municipales · El historiador Luis Méndez publicará una sobre la historia y fondos de la Casa Consistorial.
03/08/2012. Diario de Sevilla.

En un escenario de recortes y continuas llamadas a la austeridad, el orden es un factor esencial para poner en valor todo ese patrimonio que permanecía oculto, disperso, ajeno al aprecio público y, por tanto, a su rentabilidad como fuente de riqueza y reclamo turístico. Éste es el espíritu que mueve el titánico proyecto en el que, con el alcalde como visible valedor, trabaja la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla que encabeza María del Mar Sánchez Estrella y que, básicamente, se define como la reorganización de los fondos artísticos que son propiedad municipal y que hasta ahora carecían, en su conjunto, de la catalogación de colección en base a la Ley de Museos y Colecciones Museográficas de Andalucía.

Hablamos de los restos arqueológicos del Antiquarium, de las piezas que atesore el próximo Centro Mudéjar -con sede en el bellísimo edificio del siglo XVI del Palacio de los Marqueses de La Algaba- de los fondos que compongan el catálogo del ya inminente Museo de la Cerámica de Triana o de esa fantástica colección pictórica que cuelga de las paredes de la Casa Consistorial. Una medida para la que, con todo, se necesita más imaginación y tesón que la inversión que requiere crear de la nada.

El proyecto, si bien lleva siendo anunciado por el equipo de Zoido desde su llegada a la Plaza Nueva, es ahora cuando empieza a tomar forma, principalmente por una razón de mera estructura organizativa: los fondos patrimoniales dependían de la Delegación de Hacienda y desde ahora pasarán a estar adscritos a la de Cultura, departamento encargado de solicitar las inscripciones pertinentes en el registro de colecciones, de promover el acceso público a estos fondos y de impulsar la elaboración de publicaciones científicas. Precisamente, cuantas investigaciones se deriven del estudio de las piezas y espacios de titularidad municipal llevarán la marca Patrimonium Hispalensis, un distintivo que ya ha sido inscrito en el Registro de Patentes y Marcas y que recibió el visto bueno de la Junta de Gobierno municipal el pasado diciembre.

Entre esos textos que ya tiene sobre la mesa el equipo de la Delegación de Cultura y de próxima publicación, figura el libro que el profesor de Historia del Arte de la Hispalense Luis Méndez (Premio Focus de Investigación Pérez Sánchez) ha realizado sobre la historia de la Casa Consistorial y sus fondos artísticos -una colección de gran calidad en la que destacan nombres como Zurbarán, Murillo, Valdés Leal, Juan de Espinal o Rico Cejudo, entre otros- así como la proyección que este edificio ha tenido a lo largo de su historia. No en vano, Méndez es autor de numerosas publicaciones sobre el patrimonio andaluz, imbricado en tiempo al desarrollo del turismo en nuestra tierra, caso de proyectos de investigación como Andalucía en la construcción internacional del turismo moderno o Andalucía: una imagen en Europa (1830 - 1929). Así, a partir de su estudio, el Ayuntamiento diseñará una ruta por la Casa Consistorial para que sea visitada de manera estable, y no, como hasta ahora, cuyo acceso sólo estaba permitido en días contados como en la celebración de San Fernando.

Credenciales de sobra ostentan los profesores que participan en el resto de proyectos de este programa. Fernando Amores, responsable de la excavaciones en la Plaza de la Encarnación, trabaja ya en las labores de indentificación de todas las piezas, más de cuatro mil, depositadas desde los años 40 en el Museo Arqueológico y que son de titularidad municipal. De entre todas las que están en el almacén, que no forman parte del discurso museográfico -que es excepcionalmente rico más allá del Tesoro del Carambolo, aunque dado el estado de abandono del museo es difícil de creer-, Amores está haciendo la selección que se exhibirá en ese Centro Mudéjar gracias a la musealización encargada a Juan Luis Ravé (al que debemos el mejor estudio sobre la Iglesia de San Luis de los Franceses). A partir del próximo curso, esta finca de la calle Feria -felizmente recuperada gracias a la rehabilitación que la Gerencia de Urbanismo realizó entre 1998 y 2002 siguiendo el informe de los profesores Alfonso Pleguezuelo y Alberto Oliver- está llamado a ser uno de los ejes vertebradores de las polítcas patrimoniales que dirige, desde el area de Infraestructuras Culturales y Patrimonio del Ayuntamiento, Benito Navarrete. Investigadores de primer orden que trabajan ya por una definición patrimonial coherente que sirva como fuente de riqueza para el conocimiento y el turismo.

No hay comentarios: