21 sept. 2013 ~ ~ Etiquetas:

Galicia: Catalogan un dolmen en Vilaza que podría tener 4.500 años


Cista-dolmen catalogado recientemente. // FdV.
Este descubrimiento se une a los 42 petroglifos descubiertos en el último mes, certificados por el antropólogo Bruno Rúa.
21/09/2013. Faro de Vigo.

Un mes de trabajo de campo y varios años de investigación has servido para que el antropólogo Bruno Rúa, en colaboración con la decana de la facultad de Historia de Ourense, Beatriz Comendador, y el arqueólogo Félix Insua, hayan sacado a la luz la riqueza de la comarca de Monterrei, abandonada por los investigadores. En él han trabajado un total de ocho personas, con un presupuesto que no superó los 4.000 euros.

La zona de Vilaza ha pasado a ser la más prolífica en petroglifos de toda la provincia, pasando de tener catalogados 42 a más de 100. Además, dos de los descubiertos recientemente tienen unos grabados "únicos en Galicia, que están siendo investigados por el arte que representan", tal y como afirmó el director del proyecto, Bruno Rúa.

No se trata, por lo tanto, una nueva "coviña", como las 42 catalogadas en semanas anteriores, sino cuatro petroglifos de mayor altura y dibujos diferentes, y cuyo significado es casi imposible de averiguar. Dos de ellos se encuentran en posición vertical con herraduras y los otros dos en el suelo sobre la roca. La catalogación ha sido avalada por los mismos expertos de la Universidad de Vigo que certificaron los 42 anteriores.

A estos se les suma el cista-dolmen certificado hace unos días, que es una "evolución de la imagen clásica que tenemos de un dolmen y que podemos aventurar que tendrá unos 4.500 años", explicó Rúa para añadir que "es una edificación fúnebre diferente a las de la costa, porque es más pequeña". Independientemente de su tamaño, la importancia de este cista-dolmen radica en que es el único conocido por ahora en la provincia de Ourense.

Todos estos descubrimientos pueden suponer un pulo importante en cuanto a la investigación histórica de esta zona. "Si continuamos en esta línea podremos tener, en unos quince años, un mapa de lo que era esta comarca hace milenios y conoceremos como se distribuía el territorio y cual sería su uso", avanzó el antropólogo.

Los pasos que se darán a partir de ahora "serán a título particular entre los que formamos parte del proyecto y la asociación Alto Támega", declaró Bruno Rúa que espera contar con interés de la administración para "realizar más actuaciones en la zona que aporten conocimiento", expresó.

Seguirá por lo tanto peinando una zona poco explorada hasta la fecha, al mismo tiempo que prepara un monográfico con la Sociedad Antropológica Gallega para poner en conocimiento de la comunidad científica estos importantes hallazgos.

No hay comentarios: