21 mar. 2014 ~ ~ Etiquetas: , ,

Un referente de la cultura prehistórica


El conjunto dolménico antequerano es uno de los más importantes de Europa. :: SUR
El conjunto dolménico de Antequera opta a ser declarado Patrimonio mundial de la Unesco.
21/03/2014. Diario Sur.

El conjunto formado por los dólmenes de Menga, Viera y Romeral, en Antequera, es la joya de la corona megalítica andaluza y uno de los mayores exponentes de la arquitectura monumental europea. Prehistoria y misticismo conviven en estas construcciones únicas, cuyas obras de ordenación, conservación y ejecución de infraestructuras han sido cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

La Junta de Andalucía ya ha anunciado que presentará la candidatura del conjunto dolménico para su declaración como Patrimonio Mundial por la Unesco. Antes, los días 27 y 28 de marzo, los técnicos de la Consejería de Cultura defenderán el proyecto ante el Consejo del Patrimonio Histórico Español, organismo que deberá ratificar la propuesta malagueña como única candidatura española para 2015. Avalados por cerca de seis mil años de historia, estos sepulcros megalíticos han sido objeto de múltiples investigaciones por la diversidad de técnicas arquitectónicas que muestran.

El dolmen de Menga es el principal exponente del conjunto. Su impresionante cámara sepulcral, de 25 metros de largo, está formada por siete bloques de piedra en cada lado que sostienen las enormes cobijas de la cabecera, una de ellas con más de 180 toneladas. Cuenta con una serie de inscripciones de figuras antropomórficas y, en contra de la mayoría de monumentos megalíticos andaluces, está orientado hacia el noreste, donde se encuentra la Peña de los Enamorados. Este último monumento natural, junto a El Torcal, está incluido en el expediente presentado por la Junta para subrayar el carácter del conjunto como bien cultural. «Se trata de una de las primeras formas de arquitectura y paisaje monumental de la Prehistoria europea, un gran centro ritual cuyo origen se remonta a comienzos del VI milenio ANE», asegura el director del Conjunto Arqueológico de los Dólmenes, Bartolomé Ruiz.

Emplazado a unos 70 metros del dolmen de Menga se encuentra el de Viera, este sí orientado hacia la salida del sol. Se trata de un monumento de galería cubierta, con un corredor de acceso de 19 metros que se mantiene entre ocho gigantescas piedras a la derecha y siete a la izquierda. La cámara cuenta con cinco losas -cuatro de ellas como paredes y otra en el techo- y un acceso mediante una puerta labrada en un monolito. El Romeral, situado a tres kilómetros de los otros dos dólmenes, tiene un pasillo y doble cámara final. Los expertos coinciden en destacar el empleo de una falsa bóveda realizada a partir de piedras superpuestas en capas sucesivas. Los hallazgos de restos humanos encontrados en este dolmen podrían certificar el uso funerario de este tipo de monumentos.

Carácter único

La propuesta de declaración de los dólmenes entronca con la estrategia de la Unesco de llenar las lagunas de patrimonio prehistórico, insuficientemente representado, sobre todo en lo que respecta al megalitismo europeo. El carácter único de este conjunto, en sintonía con los objetivos y principios de los proyectos financiados con fondos Feder, ha provocado el interés de centenares de expertos e instituciones, como el museo de Hunebedcentrum, en Holanda, que le dedicó una exposición en 2010.

Entre las actuaciones ejecutadas o previstas en el conjunto arqueológico con fondos europeos, y con el fin de asegurar el correcto funcionamiento de las visitas, se encuentra el proyecto de creación del Museo de los Dólmenes de Antequera, planteado como punto de referencia en el campo de la investigación prehistórica en Andalucía, así como un centro solar y otro de recepción de visitantes.

No hay comentarios: