15 jul. 2016 ~ ~ Etiquetas:

Los Dólmenes de Antequera ya son Patrimonio de la Humanidad


Dolmen de Menga (foto de arriba). Templo funerario de planta trapezoidal, el único de Europa con tres pilares. Construido hace 6.000 años, el conjunto se cubre con cinco enormes cobijas. La última es la más grande, con un peso aproximado de unas 150 toneladas. Es la cámara megalítica más grande conocida en la península Ibérica y una de las mayores del mundo.

2. Tholos El Romeral (a la izquierda). Sepulcro de falsa cúpula construido hace 4.000 años, compuesto por un corredor, dos cámaras circulares y por un túmulo de ochenta metros de diámetro y ocho de alto.

3. Dolmen de Viera (a la derecha). Sepulcro de corredor, fue levantado hace 4.500 años y descubierto por unos antequeranos en 1903 apellidados Viera. Construido hace más de 4.500 años, está formado por un corredor de veintisiete piedras, que definen la entrada. Al final de este corredor se encuentra una cámara sepulcral.
15/07/2016. Diario Sur.

Hace seis mil años, los moradores de ese lugar tomaron una decisión: construirían sus sepulcros no en dirección a la salida del Sol, como solía hacerse en otros lugares, sino mirando hacia elementos naturales del paisaje. Así, el Dolmen de Menga se orientó hacia la Peña de los Enamorados y el tholos de El Romeral lo hizo hacia las rocas de El Torcal. Fue algo excepcional. El de Viera, que también forma parte del conjunto, es el único que se orienta hacia el sol. Y ahora ya es oficial: los Dólmenes de Antequera son Patrimonio Mundial.

La decisión la acaban de tomar los especialistas de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) reunidos en el Comité de Patrimonio Mundial que se celebra en Estambul (Turquía). De este modo, los Dólmenes se convierten en el primer conjunto megalítico de la Europa continental y en el primer monumento de la provincia de Málaga en recibir la catalogación de la Unesco. La defensa de la candidatura comenzó pasadas las tres de la tarde y tras la exposición de las características de la misma hablaron por este orden Portugal, Corea, Vietnam, Jamaica, Turquía, Tanzania, Zimbawe, Libano, Túnez. Se confirman así las buenas sensaciones que durante los últimos días había percibido la delegación de la candidatura malagueña trasladada a la ciudad turca, al frente de la cual ha estado desde principios de semana el director del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, Bartolomé Ruiz, artífice de la iniciativa que ahora desemboca en el reconocimiento del organismo internacional.

Patrimonio de la HumanidadPatrimonio de la HumanidadPatrimonio de la Humanidad
A la representación institucional en Estambul se incorporaron ayer la consejera de Cultura, Rosa Aguilar; el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo y el alcalde de Antequera, Manuel Barón. Y a casi 4.000 kilómetros de distancia de la ciudad turca, la designación de los Dólmenes como Patrimonio Mundial se ha seguido con gran expectación en Antequera. El Centro de Visitantes del conjunto dolménico se convertía desde primera hora de la mañana en el cuartel general de la Junta de Andalucía con una nutrida representación de cargos políticos, mientras que la plaza del Coso Viejo, en el centro de Antequera, servía de escenario para que los vecinos y visitantes pudieran seguir desde una gran pantalla la retransmisión de las deliberaciones desde Estambul.

Con la decisión que acaba de aprobar el Comité de Patrimonio Mundial reunido en Estambul, el recinto arqueológico antequerano se inscribe en el selecto grupo de 1.031 espacios (tanto culturales como naturales) repartidos a lo largo de 163 países y considerados Patrimonio Mundial por parte de la Unesco. En España, los Dólmenes se unen a los 44 espacios que cuentan con la catalogación del organismo de Naciones Unidas, desde la Catedral de Burgos y el Monasterio de El Escorial incluidos en 1984 hasta las minas de mercurio de Almadén (Ciudad Real) que se incorporaron en 2012. Cada país sólo puede presentar un candidato al año y en esta ocasión el premio ha sido para los Dólmenes de Antequera, de cuya mano queda Málaga incluida en el listado de Patrimonio de la Humanidad. En el ámbito andaluz sólo falta por acceder a ese selecto club la provincia de Cádiz, si bien este año se ha dado una curiosa circunstacia: entre las aspirantes a recibir la distinción de la Unesco están las cuevas neandertales de Gibraltar (Gorham), que comparecen bajo la bandera de Reino Unido. En cuanto al resto de provincias andaluzas: Granada (Alhambra, Generalife y Albaicín), Córdoba (Mezquita y Centro Histórico), Sevilla (Catedral, Alcázar y Archivo de Indias), Jaen (Úbeda y Baeza), Almería (Cueva de los Letreros) y Huelva (Parque Nacional de Doñana) ya han sido distinguidas por la Unesco.

La candidatura de los Dólmenes estaba sobre la mesa de la Unesco junto a otras 14 propuestas de sitios culturales y cuatro enclaves mixtos (a la vez culturales y naturales). El organismo también ha analizado el estado de 108 sitios ya inscritos como Patrimonio Mundial y de los 48 lugares incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Las reuniones comenzaron el domingo día 10 y se prolongarán hasta el próximo miércoles, día 20. Una intensa agenda ensombrecida desde la pasada madrugada por el atentado de Niza. No en vano la amenaza terrorista, también sobre el patrimonio, ha estado muy presente en las deliberaciones de la Unesco.

Y la conclusión al fin ha llegado. Con incertidumbre casi hasta el final sobre la jornada y la hora. Pero ya es oficial: los Dólmenes de Antequera son Patrimonio Mundial de la Unesco.

Tras la presentación de la candidatura y la proclamación tomaron la palabra la consejera de Cultura de la Junta, Rosa Aguilar y el alcalde de Antequera, Manuel Barón, que agradecieron el apoyo recibido por los distintos países y por todos lo que participaron en este "sueño de 6.000 años".