22 ago. 2016 ~ ~ Etiquetas:

La Junta asegura que el monasterio de San Isidoro del Campo tiene una vigilancia adecuada

La Consejería de Cultura ha pedido prudencia con el robo y ha criticado las manifestaciones del PP asegurando que "llega muy tarde". La Consejería asegura estar negociando con el Ayuntamiento de Santiponce para que las dos trabajadoras "retiradas" del monumento "por el anterior gobierno local tras romper el convenio" ayuden a la plantilla actual.
20/08/2016. Sevilla Directo.

La Consejería de Cultura de la Junta ha solicitado “prudencia y cautela” a colectivos y partidos políticos con motivo de las críticas vertidas tras el robo de dos azulejos del siglo XVI en el monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce, al tiempo que ha criticado que el PP “llega muy tarde” en sus reivindicaciones y manifestaciones.

En declaraciones a Europa Press, José Manuel Girela de la Fuente, delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Sevilla, ha señalado que, una vez conocido el robo de los dos azulejos pertenecientes a un paño del Claustro de los Muertos del monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 por Guzmán el Bueno en Santiponce y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), la Consejería de Cultura está “actuando y cooperando” desde el primer momento con la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que están investigando lo sucedido, al tiempo que el departamento que dirige Rosa Aguilar activó el protocolo de actuación correspondiente ante casos de robos en un BIC.

Como consecuencia del robo y con el ánimo de facilitar las tareas de investigación que llevan a cabo la Guardia Civil, la Consejería señala que procedió al cierre del monumento, que permanecerá así “mientras sea preciso”.

De otro lado, Girela ha anunciado que Rosa Aguilar ha solicitado su comparecencia en la comisión de Cultura del Parlamento del próximo 14 de septiembre para informar de todos los extremos del suceso, “respetando los límites marcados por la investigación que desarrolla el Instituto Armado, así como de la actuación de la Consejería en este asunto”.

Girela ha salido al paso de las criticas del PP de Sevilla, que presentará sendas iniciativas parlamentarias para exigir “responsabilidades” a la Junta de Andalucía por el robo, además de reclamar un “estudio detallado” sobre el valor de los bienes robados y que se actualice el convenio con el Ayuntamiento poncino y la familia propietaria del monumento.

A juicio del delegado territorial, el PP “llega muy tarde”, pues técnicos de la Consejería, tras tener este departamento conocimiento del robo, se desplazaron al monasterio para emitir dos informes sobre el impacto del robo en el patrimonio y otro sobre la seguridad en el entorno del monumento.

“Es lógico que, siguiendo el protocolo de actuación de la Consejería, un técnico analice los daños producidos en el robo”, ha añadido Girela, que ha lamentado que “no se puede hablar de conjeturas, sino de hechos”. Para el delegado territorial, el PP con sus declaraciones “contradictorias” demuestra “desconocimiento de lo que se hace y lo que ha pasado”.

Girela también ha respondido al exalcalde de Santiponce José López (IU-CA), que ha conectado la desaparición de dos azulejos con la poca plantilla destinada al monumento por la Consejería de Cultura. “El exalcalde falta a la verdad cuando dice que no hay vigilancia nocturna y no hay quien guíe a los turistas”, ha asegurado el delegado territorial.

El conjunto monumental, según Girela, tienen un sistema de videovigilancia “adecuado” y además hay un seguridad por las noches y durante las tardes que el edificio permanece cerrado”.

Sobre la falta de persona que señala José López, el delegado territorial ha indicado que el exalcalde “es muy responsable”, pues con su gobierno local, en 2013, fue cuando se rompió el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Consejería por “razones presupuestarias”, según expuso entonces el Consistorio. Como consecuencia de esa ruptura, el Ayuntamiento “retiró a dos guías”, que tras recurrir su despido ante la justicia tendrán que ser readmitidas o indemnizadas.

En este sentido, Girela ha anunciado que la Consejería está en negociaciones con el Ayuntamiento, gobernado por Carolina Casanova (PSOE) para que esas dos trabajadoras puedan apoyar al personal actual que trabaja en el monasterio, que componen un coordinador, un restaurador, un trabajador encargado del mantenimiento y una persona de atención al visitante.

También la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) se ha manifestado, calificando de “inaudita” la desaparición de los dos azulejos y ha encuadrado el robo en la “dejadez” que sufre el monumento por parte de la Consejería de Cultura, entendiendo que la titular de dicho departamento, Rosa Aguilar, debe dar un giro a sus políticas o “dimitir”.

Girela ha afirmado no compartir la opinión de Adepa, añadiendo que sus argumentos son “exagerados”, ya que, a su juicio, las medidas de seguridad del edificio son “adecuadas” y los trabajadores garantizan la visita del monumento.

Por último, Girela, que ha pedido “máxima cautela”, ha resaltado la “total” colaboración existente por parte de la Fundación Álvarez de Toledo, propietarios del monumento, con la Consejería y con el Ayuntamiento para esclarecer los hechos “cuanto antes”.

A todo esto hay que sumar a la Asociación de Amigos del Monasterio de San Isidoro del Campo, que ha informado este sábado que prevé reunirse con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, para “visibilizar” la situación que atraviesa el monumento.