16 ago. 2016 ~ ~ Etiquetas:

La marca 'patrimonio’ surte efecto en los dólmenes de Antequera


Un visitante se hace un ‘selfie’ frente al dolmen de Menga. / Antonio J. Guerrero
El conjunto arqueológico despide julio con el triple de visitantes que hace un año y prevé cerrar 2016 con una cifra récord tras la declaración de la Unesco.
16/08/2016. Diario Sur.

Hace un mes, a eso de las tres y media de la tarde, en plena calle de Antequera se brindaba con cava y se bailaba un pasodoble. La Unesco acababa de confirmar a 4.000 kilómetros de allí, en Estambul, lo que muchos llevaban años defendiendo: los dólmenes son Patrimonio de la Humanidad, construcciones únicas y singulares que explican quiénes somos y de dónde venimos. Se celebraba no solo el orgullo de recibir un reconocimiento mundial, sino lo que estaba por venir: «Esto va a ser muy bueno para Antequera», coincidían todos. Un mes después, lo que entonces era una intuición se confirma: los dólmenes de Antequera recibieron el pasado julio casi tres veces más visitantes que el mismo mes del año anterior.

La marca ‘patrimonio’ ya se nota: 10.196 personas recorrieron esas piedras milenarias a los pies del Torcal en un mes tradicionalmente malo para el turismo en la zona por las altas temperaturas. «Es el mejor mes de julio de la historia desde que tenemos recuento, y parece que agosto será igual», avanza Bartolomé Ruiz, director del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera.

Son 6.651 entradas más que un año antes (3.545), un repunte que solo se explica por la repercusión del nombramiento, que además recibió un apoyo masivo entre los representantes internacionales convocados en Estambul. «Los teléfonos no dejan de sonar y no son solo grupos, sino de personas aisladas que han leído la noticia y quieren concertar la visita», explica Bartolomé Ruiz. Julio continúa así la tendencia al alza de 2016, cuando cada mes ha sido mejor que el mismo periodo doce meses atrás. Todo apunta a que será un ejercicio récord: solo en los primeros siete meses ya han visitado el Sitio de los Dólmenes de Antequera casi 90.000 personas; frente a los 107.000 visitantes de todo 2015. Además, el otoño y el invierno –la temporada alta del turismo de interior– arrojan históricamente los mejores resultados.

Suenan los teléfonos para organizar visitas y también llegan las llamadas desde todos los puntos de la geografía para felicitar a los impulsores del proyecto. No hay que olvidar que se trata del primer monumento malagueño y el primer conjunto megalítico de Europa continental en la lista de Patrimonios de la Humanidad. Le acompañan en este título el Hipogeo de Hal Safliéni y los templos megalíticos en Malta; el conjunto arqueológico del valle del Boyne en Irlanda y Stonehenge, Aveburyu y el corazón neolítico de las Orcadas en Reino Unido. Allí, en Escocia, se encuentran estos días Bartolomé Ruiz y un grupo de investigadores para reencontrarse con las poblaciones ‘hermanas’ a Antequera, aprovechando el descanso de las vacaciones.

Pero la campaña para colocar los dólmenes en el mapa mundial no ha hecho más que empezar. El nombramiento es solo el primer paso para, ahora, impulsar el sitio y el entorno. De momento, se ha pedido a través del Congreso que se indique con una señalética especial el Bien Patrimonio de la Humanidad para orientar y atraer al visitante. Además, se trabaja para que las agencias que programan viajes por los principales reclamos monumentales de Andalucía hagan escala en Antequera. Bartolomé Ruiz incide en la estratégica ubicación del conjunto arqueológico, de camino para aquellos turistas que, con salida desde el puerto o el aeropuerto de Málaga, elijan como destino Córdoba, Granada o Sevilla. «Sería muy fácil coordinar ese flujo de visitantes para hacer parada en los dólmenes», argumenta.

Queda mucho trabajo por delante, pero también una fecha señalada en el calendario para volver a celebrar el logro.En otoño tendrá lugar la entrega de la Medalla de Oro de las Bellas Artes 2015 al británico Michael Hoskin, el primero en determinar la excepcional orientación de los dólmenes de Antequera. Sus investigaciones constataron que dos de los tres megalitos rompen la pauta de estar orientadas hacia la salida del sol, como el resto de las construcciones funerarias de aquel tiempo: Menga mira hacia la Peña de los Enamorados y El Romeral, hacia El Torcal. Y esa singularidad fue uno de los principales valores para su declaración como Patrimonio Mundial.

Aún no hay fecha ni lugar para la ceremonia que presiden los Reyes, pero Bartolomé Ruiz confirma que el Ayuntamiento de Antequera pedirá al Gobierno que la sede sea un lugar emblemático de la localidad, como es la Real Colegiata de Santa María la Mayor. «Y al conjunto dolménico le encantaría recibir en Menga a los Reyes de España a los 129 años de la visita real de Alfonso XII en 1885», señala el director. Otra sede posible sería Málaga capital, teniendo en cuenta que también recibirá esta distinción la poeta malagueña María Victoria Atencia.

Hoskin, asegura Ruiz, «está deseando que llegue ese momento». «Es un gran reconocimiento de la comunidad científica a este investigador», señala el director del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera. El arqueoastrólogo y catedrático emérito de la Universidad de Cambridge ha comunicado su intención de visitar Menga tras el acto «para presentarle la medalla al monumento con sus hijos».

Unas jornadas analizan el lugar de las mujeres en el patrimonio
‘Antequera Milenaria’ vuelve por décimo año alrededor del equinoccio de otoño con dos cursos de alta divulgación abiertos al público general. Las profesoras Margarita Sánchez Romero, de la Universidad de Granada, y Carmen Risquez, de la Universidad de Jaén, dirigirán una jornada sobre ‘El patrimonio y las mujeres’ (7 y 8 de octubre), «un análisis de género de cómo se trata o maltrata a las mujeres en las cartelas y en la presentación de los discursos expositivos de los museos». Ya en la edición del año pasado ‘Arqueología y género’ protagonizó uno de los encuentros. Otro de los cursos se centrará en la sierra de El Torcal (de 7 al 10 de noviembre), hacia donde se orienta el dolmen de El Romeral. Abordarán diversos aspectos relacionados con ese paraje natural los profesores Dimas Martín Socas y María Dolores Camalich.

No hay comentarios: