3 nov. 2018 ~ ~ Etiquetas:

«Es muy complicado robar en Itálica porque hemos incrementado la seguridad en sus 52 hectáreas»


Fernando Panea llegó hace un año a Itálica procedentes del Museo de Bellas Artes de Sevilla - VANESSA GÓMEZ.
Fernando Panea, director del yacimiento, afirma que Juegos de Tronos dio proyección internacional a Itálica pero no incrementó sustancialmente las visitas.
29/10/2018. ABC.

Itálica está de enhorabuena, ya que ha superado el primer corte para optar a la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El director del yacimiento, Fernando Panea Bonafé (Sevilla, 1978), licenciado en Historia del Arte y excoordinador de exposiciones en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, cree que las visitas a Itálica se incrementarán si finalmente el yacimiento logra esa declaración. ¿En cuanto crecerán esas visitas? Difícil de saber, a juicio de Panea. Actualmente, Itálica no llega a los 200.000 visitantes al año, lejos de los 1,3 millones de visitas que recibe Villa Adriana de Tivoli (Italia), un yacimiento arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999. Incrementar las visitas no es algo que le quite el sueño a Panea, que dice estar centrado ahora en abrir nuevos enclaves al público dentro del yacimiento.

Tras un año como director de Itálica, ¿cuál cree que son los puntos fuertes y débiles del yacimiento?

Su mayor fortaleza es que conserva testimonios de una cultura romana centrada en los siglos I y II, y sobre todo en la cultura adrianea, con testimonios tan relevantes como el anfiteatro, el cuarto del imperio en tamaño, con un aforo para 25.000 personas, lo que da idea de la importancia de la ciudad. Cuando uno intuye esas parcelas tan grandes donde se asientan esas domus (casas romanas) tan ricas y excelsas en decoración de pavimentos, mosaicos, apareciendo estucos pintados en paredes... dan idea de que es una ciudad extraordinaria. ¿Puntos débiles de Itálica? Son los propios retos que queramos asumir. Todo es mejorable, sobre todo cuando tenemos una vocación de servicio público óptimo.

¿Cuáles son las principales necesidades a corto o medio plazo del yacimiento arqueológico?

A corto plazo es prioritario un centro de recepción de visitantes acorde con las necesidades que el público demanda. Nosotros y el personal de la Junta de Andalucía estamos trabajando en el diseño y localización idónea, barajándose distintas posibilidades porque debe cohesionar las distintas localizaciones que tiene Itálica, ya que hay un teatro y unas termas fuera del recinto.

¿Qué dice el plan director de Itálica?

Hay un avance de un plan director pero como las necesidades, objetivos y horizontes han cambiado, la Junta y nosotros estamos trabajando para actualizar o redefinir las líneas de actuación. Dentro de ese plan director no debería faltar lo que es la vinculación del pueblo de Santiponce y Sevilla con Itálica, así como poner a disposición del público el máximo número de puntos del yacimiento, sin olvidar el centro de interpretación del yacimiento.

Itálica tiene unas 160.000 visitas anuales, lejos de los 1,3 millones que recibe el yacimiento de Medina Azahara, en Córdoba. ¿Eso de debe a que Itálica no está aún en los circuitos turísticos de Sevilla?

Me consta que Itálica figura en las principales guías y circuitos turísticos. Nuestras estadísticas de visitantes son ascendentes. En 2017 nuestros visitantes crecieron un 22%, lo que confirma la idoneidad de nuestras actuaciones, aunque no podemos compararnos con Medina Azahara, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Si Itálica si termina siendo declarada Patrimonio de la Humanidad no tengo duda de que las visitas aumentarán porque es un revulsivo económico y turístico a nivel local y provincial. Por otra parte, creo que Itálica tiene su público y está en la hoja de ruta de muchos visitantes de Sevilla. De las unidades culturales dependientes de la Junta en Sevilla somos la segunda que más visitas recibe, detrás del Museo de Bellas Artes. No hay interés en incrementar el número de visitantes, sino en acercar al máximo público posible los puntos de interés del yacimiento.

¿Incrementó Juegos de Tronos las visitas a Itálica?

De manera puntual y levemente, aunque tuvimos una difusión extraordinaria a nivel internacional con esa serie pero no cabe duda de que nosotros gozamos de un potencial extraordinario.

¿En cuánto pueden crecer las visitas a Itálica si es declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco?

Eso es difícil de predecir, pero con Medina Azahara podemos hacernos una idea de lo que supone esa declaración.

Debería haber un patronato para gestionar Itálica, como ocurre en el Alcázar.

Se llevó a cabo un intento de patronato pero no cuajó. La personalidad jurídica de cada centro va en relación a sus necesidades y objetivos. Itálica está en un punto de inflexión y ahora mismo no es prioritario que tenga un patronato.

Entrar en Itálica es gratis para todos los ciudadanos de la UE y el resto paga 2,5 euros. Hay visitantes que exponen en el libro de reclamaciones esa observación. Lo que es gratis no se valora bien. ¿Debería cobrarse entrada a los ciudadanos del reto de España, como hace el Alcázar?

Creo que tampoco es una cuestión prioritaria. Me consta que es un proyecto en el que la consejería está trabajando porque están interesados en ese tipo de cuestiones.

Itálica tiene una extensión de 52 hectáreas. ¿Es vulnerable a expolios?

El recinto está vallado y mantenemos una seguridad férrea a nivel perimetral y a nivel puntual en los enclaves del yacimiento, con presencia humana y videocámaras las 24 horas del día los 365 días del año. Es muy complicado robar en Itálica. Itálica tiene en 2018 un presupuesto de 630.000 euros, incluida las inversiones, una de ellas destinada a mejorar su seguridad. Ahora tiene uno de los sistemas más novedosos de seguridad a nivel de instituciones culturales, con dispositivos y reforzado de video vigilancia; se ha implementado el equipamiento del personal de vigilancia, con walkie talkie más aptos para el uso externo y mayor cobertura...

¿Qué zonas nuevas se van a abrir al público en Itálica?

La puerta norte del anfiteatro, que finalizará este año la restauración y puesta en valor. También se abrirá la zona de Cañada Honda, donde se hará accesible la casa del mismo nombre, donde apareció un lecho para banquetes al aire libre, una pieza extraordinaria que sólo encuentra parangón en la Villa Adrianea en Tivoli (Italia). Se permitirá acceder también al Traianeum, para que el público perciba la monumentalidad de las construcciones semicirculares que había allí; y en la Casa de la Exedra se podrá ir a una de las zonas comunes donde se va a rehabilitar una de las letrinas, lo que permitirá además ver unos mosaicos muy singulares.

¿Qué tipo de letrinas usaban los romanos de Itálica?

No eran sofisticadas. Una placa de mármol adosada en el suelo con un agujero. Se reformará también la cartelería por parte de un especialista en arqueología.

Hay críticas sobre la escasa información que reciben los visitantes de Itálica porque no hay planos ni audio guías. Los visitantes se tienen que conforman con una pequeña sala de interpretación y algunos paneles.

Hay una aplicación para descargarse el plano. Antes había un tríptico pero estaba muy desfasado con respecto a las investigaciones que se han llevado a cabo, por lo que se están produciendo nuevos folletos. No hay audio guías porque la gestión de ese tipo de productos en un yacimiento es complicada. Es información más que suficiente la panelería in situ y los folletos, además del audiovisual del yacimiento que hay en el actual centro de recepción.

Las piezas halladas en Itálica están repartidas entre el Museo Arqueológico y el palacio de la Condesa de Lebrija. ¿Debería unificarse su exposición de todo en Itálica?

No. Considero que todo responde a procesos históricos. Quizá si esas piezas no estuvieran en el Museo Arqueológico o en el Palacio de la Condesa de Lebrija no estarían conservados o no estarían visibles al público. Por otra parte, la exposición de restos arqueológicos es una de las materias más sensibles en la exposición museográfica por los estándares que hay que cumplir de climatización, seguridad...

¿Para entender Itálica es obligado visitar el Museo Arqueológico, donde hay mosaicos, esculturas y hasta columnas de Itálica?

Es un complemento. Para entender Itálica y la historia de Sevilla la visita al Museo Arqueológico es obligada porque goza de unos fondos romanos extraordinarios.

Su equipo de trabajo lo conforman 30 personas. ¿Son pocas, muchas, suficientes...?

Suficientes.

Se lo digo porque la falta de personal ha obligado a limitar temporalmente las visitas en varias ocasiones.

Antes de llegar aquí sé que hubo incidentes pero desde que yo soy director de Itálica no se han producido cierres parciales porque se cubren las bajas. Otra cosa fue el cierre temporal por el rodaje de Juegos de Tronos. Puedo decir que no hay falta de personal. Cuando abramos nuevas zonas visitables pueden surgir nuevas necesidades.

¿Habéis detectado turistas queriéndose llevar piedras de Itálica?

No hemos tenido episodios graves de vandalismo pero de todos modos nuestro personal de vigilancia tiene unos silbatos súper efectivos cuando ven un movimiento extraño (ja ja).

En Itálica no hay una tienda y no se puede comprar libros ni souvenirs. Los visitantes tienen que conformarse con los puestos callejeros a la entrada. No parece acorde con un yacimiento de estas características.

Habrá esta tienda en el nuevo centro de recepción de visitantes que haremos. La cultura puede ser un filón económico. De hecho, en Londres la tienda del Victoria & Albert es más visitada que sus propias exposiciones.

Hay quien piensa que Itálica no es el sitio más idóneo para celebrar un Cross internacional.

Creo que es una prueba idónea para Itálita. Esa celebración es una prueba más que asentada en el yacimiento de Itálica y todo su recorrido transcurre por zonas arqueológicas que evidentemente no son sensibles. Además, la proyección internacional que se logra del conjunto y la unión del deporte con la cultura son conceptos que van unidos a los valores patrimoniales de Itálica.

El arqueólogo Fernando Amores, que fue director de Itálica, dice que los mosaicos de Itálica deberían estar bajo techo porque sufren con las inclemencias meteorológicas.


Estamos trabajando en un proyecto pionero para cubrir los mosaicos de la Casa del Planetario, que incluirá una rampa para que pueda acceder todo tipo de público. Se finalizará el próximo año. Esperemos que este proyecto se extrapole a otras zonas de Itálica.

Pilar León-Castro, catedrática de Arqueología y especializada en Itálica, se queja del abandono de Itálica por parte de la Junta.

Pilar León-Castro es una persona muy querida por mí y muy amiga. Tendrá su opinión pero yo tengo otra percepción de la situación, que es comprobable a pie del yacimiento. Itálica intenta mantener lo que tiene, mantiene un pulso contra la intemperie en materia de conservación y puesta en valor... los equipamientos son más sólidos y se implementan.

Esa arqueóloga sevillana cree que si Itálica estuviera en Francia o Alemania, Itálica no estaría llena de jaramagos y vallas.

Estamos a la intemperie y los fenómenos climáticos son como son. El año pasado tuvimos un episodio de lluvias incesante que derivó en problemas que se han solventado desbrozando.

No hay comentarios: