6 ene. 2011 ~ ~ Etiquetas:

El Consistorio de Santiponce carga contra ´Ben Baso´ e IU por "demonizar" las obras del cerramiento de Itálica

Las obras del perímetro sur del conjunto arqueológico han sido paralizadas por la Junta por posibles incumplimientos del Consistorio.
06/01/2011. Europa Press.

El Ayuntamiento de Santiponce (Sevilla), gobernado por José Peña (PSOE), defiende que las obras emprendidas para instalar un nuevo cerramiento en el sector sur del Conjunto Arqueológico de Itálica solo intentan "dignificar" dos calles limítrofes con este recinto que guarda las ruinas de la antigua ciudad romana. El Consistorio poncino, a tal efecto, reclama "respeto" hacia el municipio y no solo hacia las ruinas y lamenta que la Asociación para la Difusión y Protección del Patrimonio ´Ben Baso´ y el Grupo de concejales de IU-CA "demonicen" las actuaciones destinadas al interés ciudadano.

Según la información hecha pública por IU-CA y la citada organización de profesores, el pasado 25 de marzo de 2010 el pleno del Ayuntamiento de Santiponce acordaba solicitar a la Junta de Andalucía la cesión gratuita y por una periodo de 50 años de una franja de suelo incluida en los bienes de dominio público asociados al Conjunto Arqueológico de Itálica, donde yacen las ruinas de la ciudad que albergó la cuna del emperador romano Trajano. En concreto, y según una pregunta parlamentaria de IU-CA recogida por Europa Press, el Consistorio reclamaba la cesión de 1.684,95 metros cuadrados al objeto de consumar el proyecto bautizado como ´Adecentamiento y mejora del entorno del Conjunto Arqueológico de Itálica en su borde sur´.

OBRAS DE CERRAMIENTO

Al respecto, cabe recordar que el alcalde de Santiponce había firmado el pasado 22 de diciembre con el ministro de Fomento, José Blanco, un convenio gracias al cual el departamento de Blanco destinaba 300.000 euros a la adecuación del cerramiento del conjunto arqueológico con cargo al programa del uno por ciento cultural. Las obras relativas a la adecuación del cerramiento, como se recordará, comprendían la instalación de un vallado de 250 metros de longitud desde el borde sur del recinto, hasta su punto más próximo al casco urbano, en las inmediaciones del cementerio.

De cualquier modo, y según figura en la citada pregunta con ruego de respuesta escrita, el Ayuntamiento "inició las obras el pasado mes de septiembre sin la preceptiva autorización y careciendo de los controles arqueológicos oportunos", ocupando además "sin justificación alguna, mayor superficie de la estipulada". Las obras, así, han sido "paralizadas" por la Junta incluso mediando la intervención de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía, "al haber sido desobedecida la orden de paralización por parte de la Alcaldía de Santiponce".

REACCIÓN DEL AYUNTAMIENTO

El Gobierno municipal de José Peña, a través de un manifiesto recogido por Europa Press, carga contra la Asociación para la Difusión y Protección del Patrimonio ´Ben Baso´ y contra los concejales de IU-CA por "demonizar" esta iniciativa municipal "por el simple hecho de intentar adecentar dos calles limítrofes con el conjunto arqueológico" y "suprimir 300 metros de ´malla corralera´ por otra más digna, ensanchando las aceras de estas calles que no disponen de las mismas ni de aparcamientos".

"Seríamos absolutamente incapaces de perpetrar daño alguno contra tan valioso bien", señala el Gobierno municipal en cuanto al Conjunto Arqueológico de Itálica antes de mostrar su "terrible sospecha" de que "tal sentimiento no es el mismo que usted siente hacia Santiponce", en referencia al arqueólogo José Juan Fernández Caro. A él, en concreto, se dirige el manifiesto para preguntar, retóricamente, si "no le basta con que más de media población esté condicionada urbanísticamente y sin posibilidad de desarrollo".

El Gobierno municipal advierte de que la defensa de los intereses generales del municipio "no es incompatible con querer a nuestro conjunto arqueológico, al tiempo que ha recomendado a Fernández Caro "hacer público cuánto hay de Itálica en grandes mansiones de clases pudientes que arrasaron con muchos de sus tesoros arquitectónicos para adornar caprichosamente sus aposentos". "Si tanto quiere al conjunto arqueológico, le acompañamos para intentar recuperar muchas esculturas que decoran la Casa de Pilatos, el Palacio de las Dueñas o el Museo Palacio de la Condesa de Lebrija", advierte el Consistorio poncino, que reclama al arqueólogo que deje "la soberbia y la prepotencia en su casa por un instante". "Lo único no negociable aquí es Santiponce", concluye el manifiesto.

1 comentario:

facundo dijo...

¡Vaya argumentos los del consistorio! En realidad la culpa de todo la tuvieron los romanos a que no previeron Santiponce. ¡ A estos alcaldes les fastidia el Patrimonio ! Si fuera por ellos: excavadoras y ladrillos y a dejarse de tonterías y chorradas culturales.¡ bah !