22 jul. 2016 ~ ~ Etiquetas: ,

La Junta quiere convertir los Dólmenes de Antequera en «referencia para el turismo y la investigación»


Visitantes en el interior del dolmen de Menga. / Efe.
La Consejería de Cultura concretará un plan en función de la capacidad presupuestaria
El portavoz del Gobierno asegura que los problemas de falta de personal y del arqueólogo «corresponden a la consejera»

20/07/2016. Diario Sur.

«Debemos establecer entre todos un diseño en torno a un bien que debe ser un proyecto de toda Andalucía». Así se refirió ayer el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, a las actuaciones que prepara la Junta de Andalucía para el Conjunto Dólmenes de Antequera, que el pasado viernes ingresaron en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Vázquez comentó el informe presentado al Consejo de Gobierno por la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, sobre la designación del organismo internacional de los monumentos malagueños, que «tendrá un importante impacto económico en la zona, como ya lo tuvo en su día la declaración de Patrimonio de la Humanidad de los municipios de Úbeda y Baeza».

El objetivo de la Junta, según Vázquez, es convertir las construcciones megalíticas en una «referencia para el turismo y la investigación». En este sentido, puntualizó en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, que se pondrá en marcha «un plan nuevo» para la zona con medidas que «den respuesta a la mayor afluencia de público, a la comunidad científica y al turismo». No concretó proyectos ni inversiones y señaló que las actuaciones se llevarán a cabo con «la precaución de contar con la dotación presupuestaria suficiente», añadiendo que «en el presupuesto de 2017 se empezarán a ver los primeros reflejos de esa declaración».

Preguntado por los problemas de personal del conjunto dolménico para atender el número de visitas creciente en los últimos meses y por la circunstancia de que el arqueólogo adscrito a los monumentos desempeñe su trabajo en la Delegación de Cultura de Málaga desde 1993, Vázquez manifestó que los detalles sobre esas circunstancias y el nuevo plan «corresponden a la consejera de Cultura». «Estamos todavía en el periodo de celebración de la noticia. Ahora tenemos que empezar a desarrollar los compromisos contraídos con la Unesco y será la Consejería de Cultura quien vaya anunciando las medidas concretas», añadió.

El portavoz insistió en que la Junta hará una actuación «de acuerdo a lo que se comprometió con la Unesco», por ser este enclave «de referencia mundial» y destacó que la Administración andaluza, como responsable de esa instalación patrimonial, «estará a la altura de la circunstancia».

Un nuevo tiempo

El portavoz valoró que, siendo Patrimonio de la Humanidad, «los Dólmenes trascienden del ámbito local, autonómico y nacional, y pasan a formar parte de ese grupo selecto de bienes patrimoniales que son considerados de valor por todos ciudadanos del mundo». «Es un valor importante para Andalucía y para España», añadió. «Se abre ahora un nuevo tiempo para el sitio de los Dólmenes de Antequera», garantizó Vázquez, quien añadió que ahora el Ejecutivo articulará actuaciones «que permitan asumir con cierta celeridad los cambios que nos pone sobre la mesa esta nueva realidad».

El portavoz también quiso destacar que ser Patrimonio Mundial de la Unesco «supone una valoración de la atención que ha venido desarrollando la Junta en relación a la conservación y a los esfuerzos dedicados a la investigación y a las publicaciones», así como «una gran responsabilidad y aliciente para mantener las condiciones de conservación, interés y de atención a los ciudadanos» y un «acicate para seguir invirtiendo en patrimonio cultural».